•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Iglesia católica salvadoreña está "satisfecha" con la aprobación de una ley que prohíbe la minería metálica, que protege "la vida y la salud" de los habitantes del país, aseguró hoy el arzobispo, Jose Luis Escobar Alas.

"Quiero expresar nuestra total satisfacción por haberse aprobado, por grandísima mayoría, la Ley de Prohibición de la Minería Metálica en nuestro país, protegiendo de esta manera la vida y la salud" de los salvadoreños, dijo el máximo jerarca de la Iglesia salvadoreña en conferencia de prensa.

El religioso también agradeció a la organización Cáritas, a la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) y a todas las organizaciones ambientalistas aglutinadas en la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica, que "por más de 10 años (...) tomaron parte en esta lucha" por prohibir los proyectos mineros.

También reconoció el trabajo de los, al menos, cuatro ambientalistas asesinados en "la cruzada en defensa de la justicia, la verdad y la vida misma", y recalcó su agradecimiento a los diputados del Congreso que votaron por la iniciativa.

Desde el año 2005 diferentes sectores venían pidiendo una ley que regulara o prohibiera la minería en El Salvador, pero fue hasta que los jerarcas de la Iglesia católica salvadoreña presentaron una propuesta, el pasado 7 de febrero, que el Congreso discutió y llegó a un acuerdo que devino en la decisión.

La ley que prohíbe la minería metálica fue aprobada el pasado 29 de marzo con la concurrencia de todos los partidos porque consideran a los proyectos mineros "una amenaza para el desarrollo y bienestar de las familias".

Esta ley veta la explotación minera en "el suelo y bio-subsuelo del territorio" salvadoreño, e incluye las actividades de "exploración, explotación y procesamiento a cielo abierto o subterráneo", y deja "sin efecto" todos los permisos de exploración previamente otorgados por las autoridades.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales aseguró el mismo día que se votó el cuerpo legal que el "impacto fiscal" que tendría la prohibición de la minería en El Salvador será "poco significativo", debido a que el aporte de este sector al producto interno bruto entre 2010 y 2015 ascendió apenas a 0,3 %.

La actividad minera en El Salvador estaba relativamente parada desde que el presidente Elías Antonio Saca (2004-2009) estipuló en 2008 que no concedería permisos de extracción minera si no se realizaba un diagnóstico sobre el impacto en el medioambiente y se promulgaba una ley que regulara al sector.

A raíz de esa negativa, la empresa canadiense Pacific Rim, que comenzó a operar en 2002 con unos permisos de exploración, llevó al país a un litigio por el que ahora debe al Estado salvadoreño 8 millones de dólares más intereses.