•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los hondureños experimentarán hoy el día más caluroso del año, con una temperatura máxima de 42 grados centígrados en la zona sur, que en condiciones normales siempre ha sido la más caliente del país centroamericano, mientras que en el norte el termómetro subirá a 38, informó una fuente oficial.

El experto Carlos López, del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (CENAOS) de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), dijo a periodistas que la población además sentirá una sensación térmica más elevada de la temperatura que se registre.

Como ejemplo señaló que en el sur del país, que abarca los departamentos de Valle y Choluteca, fronterizo con El Salvador el primero y con Nicaragua el segundo, el termómetro marcará 42 grados en el punto más caliente, pero la gente sentirá una sensación térmica de 44.

También: Nicaragua registrará las temperaturas más altas de Centroamérica

En el norte del país el mercurio subirá a 38 grados, mientras que en Tegucigalpa, centro, llegará a 34 grados centígrados.

En el occidente de Honduras la temperatura máxima será de 33 grados y en el oriente de 34, según indicó López, quien además recomendó a la población hidratarse lo más que pueda y que evite exponerse al sol entre las 10:00 y las 15:00 horas locales (16:00 a las 21:00 GMT) porque es cuando más afectan los rayos solares.

El CENAOS prevé que hoy pueda llover con actividad eléctrica en los departamentos de La Paz, Lempira e Intibucá, en la región occidental fronteriza con El Salvador, y parte de Comayagua, centro.

Para el sábado y domingo se pronostican lluvias en el norte del país, mientras que durante la Semana Santa el tiempo será muy cálido, expresó el experto del CENAOS.

De interés: Tips para enfrentar las altas temperaturas

Las altas temperaturas que se registran en Honduras están causando trastornos respiratorios, principalmente entre la población infantil y los adultos mayores, según fuentes de la Secretaría de Salud.

Además, se han incrementado los incendios forestales, con pérdidas que al cerrar marzo registraban más de 10.000 hectáreas de bosque quemadas a nivel nacional.

En ciudades como Tegucigalpa, con 1.5 millones de habitantes, también se ha reducido drásticamente el caudal de las principales represas que le abastecen de agua.