•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Unión Europea (UE) donó hoy 5.3 millones de dólares a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) con el fin de fortalecer las instituciones para luchar contra la lacra mundial de la corrupción, un flagelo "inaceptable" que no entiende de fronteras.

Así lo anunció este jueves en una conferencia de prensa el embajador de la Unión Europea, Stefano Gatto, quien señaló que esta problemática "acecha a todos" y es "un mal que afecta a los ganglios de todos los países" del mundo, sobre todo en momentos de crisis económica y social.

"No es imaginable que la corrupción desaparezca, ojalá (...), pero responde a un problema ético de la naturaleza humana que no desaparecerá, pero se pueden fortalecer las instituciones", añadió el diplomático, quien enfatizó que esta donación "no es generosidad", sino un "interés" común para poner fin a "prácticas que debilitan al Estado y penalizan a los ciudadanos guatemaltecos".

De interés: Unicef: Latinoamérica es la región más violenta del mundo para los niños

El comisionado de la CICIG, el abogado colombiano Iván Velásquez, agradeció este nuevo donativo y recordó que la corrupción "mata, enferma e impide la educación", por lo que es necesaria la aprobación de las reformas al sector Justicia que se promueven desde el año pasado en el país.

También la fiscal general, Thelma Aldana, manifestó su apoyo por esta contribución económica, que motiva a "redoblar esfuerzo", y reiteró que la lucha contra la corrupción y la impunidad continuarán.

Desde 2015, la CICIG y el Ministerio Público (MP, Fiscalía) han emprendido una cruzada contra la corrupción y han desarticulado más de una docena de casos que involucran a altos exfuncionarios del Ejecutivo.

Entre esos destaca "La Línea", una estructura de defraudación aduanera dirigida, según el MP y la CICIG, por el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva acusados de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

A partir de ese entonces, las dos entidades han dado luz a varios casos que implican a unas 300 personas, entre exfuncionarios, empresarios, políticos, diputados, alcaldes y particulares, entre otros.

Además: Parlacen pide a Trump regularizar situación de inmigrantes

Desde 2007, la Unión Europea ha invertido más de 81 millones de dólares en el trabajo de la CICIG, un ente creado por la ONU en 2007 con el fin de desmantelar estructuras clandestinas dentro del Estado de Guatemala.

Los países donantes de la entidad son Alemania, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Holanda, Inglaterra, Italia, Noruega, Suecia y Suiza, además de organizaciones internacionales como la Unión Europea, Fosi y Soros.