•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, pidió a la población “no dejarse engañar con información falsa” sobre el enjambre sísmico que afecta al centro del país y que provocó al menos 390 temblores, de los cuales uno, de 5.1 en la escala Ritcher, causó la muerte de un joven.

“Hago un atento llamado a la población para que no se deje impresionar, engañar o confundir con informaciones que no tienen una base oficial”, manifestó Ortiz durante una conferencia de prensa.

El vicepresidente del país centroamericano afirmó que el Gobierno proporciona información “sincera y franca” a los medios de comunicación “para que sean estos quienes informen de manera objetiva a la población”.

Ortiz señaló que el Sistema Nacional de Protección Civil, activado este lunes tras el sismo de magnitud 5.1, se mantendrá alerta durante toda la semana para brindar seguridad a los salvadoreños.

TRANQUILIDAD A LA POBLACIÓN

“Lo que queremos es garantizar tranquilidad y calma a la población, por lo que el equipo del Sistema Nacional de Protección Civil se mantendrá concentrado para atender cualquier eventualidad que se pueda presentar”, amplió.

Ortiz afirmó que las familias salvadoreñas pueden continuar disfrutando del periodo de vacaciones por la Semana Santa, “ya que las instituciones de Gobierno, encargadas de la protección y seguridad, están trabajando para garantizar el bienestar”.

“Todos los salvadoreños pueden asistir a las actividades propias de esta fecha y visitar los distintos lugares turísticos, porque estamos totalmente pendientes de la situación (...) les pedimos confianza y cooperación”, agregó el funcionario.

El enjambre sísmico en la zona centro de El Salvador es atribuido al movimiento de fallas geológicas locales en el Área Metropolitana de San Salvador y ha provocado un total de 393 temblores desde la noche del domingo, hasta este martes a las 11:30 hora local.

De los sismos reportados, cuyas magnitudes oscilaron entre 1.3 y 5.1 en la escala de Richter y profundidad de 3 a 4 kilómetros en tierra firme, 43 han ha sido sentidos por la población.

El sismo sentido de mayor magnitud se registró a las 17:52 hora local del lunes, que tuvo una magnitud de 5.1 en la escala de Richter, una profundidad de 4 kilómetros e intensidad de entre V y VI en la escala Mercalli, con epicentro en Antiguo Cuscatlán, localidad colindante con la capital.

El temblor de 5.1 fue el causante de la muerte de un hombre de 26 años, identificado como Óscar Balmore Labor, como consecuencia del derrumbe de una roca de gran tamaño en la localidad de Colón, por donde circulaba con su vehículo, en el que, además, iban a bordo otras dos personas que resultaron lesionadas.

Asimismo, el temblor provocó numerosos daños materiales en inmuebles y mobiliario urbano; las autoridades no han facilitado, hasta el momento, datos sobre las pérdidas ocasionadas.

A raíz de este sismo, que alarmó a la población del centro del país, el Gobierno activó a nivel nacional de manera “inmediata” su Sistema Nacional de Protección Civil, “que se mantendrá en las próximas horas y se prolongará el tiempo que sea necesario, mientras continúa activo un enjambre sísmico”.

Las autoridades decretaron una “alerta amarilla”, que supone disposición inmediata de todos los efectivos nacionales del Estado en caso de emergencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus