•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las fuerzas de seguridad de El Salvador capturaron este jueves a la guatemalteca Marixa Lemus, apodada "La Patrona", quien escapó de una prisión donde cumplía una sentencia por liderar una banda de sicarios y secuestradores, informaron las autoridades.

El ministro del Interior guatemalteco, Francisco Rivas, dijo a periodistas que la prófuga fue arrestada en el departamento salvadoreño de Santa Ana (oeste), cercano a la frontera con Guatemala.

Lemus se tiñó el cabello de rubio "para tratar de pasar desapercibida en El Salvador", dijo el funcionario.

El director de la policía salvadoreña, comisionado Howard Cotto, precisó que "La Patrona" fue detenida en una casa en la colonia La Lechera en las cercanías de la ciudad de Ahuachapán, 100 kilómetros al oeste de San Salvador.

"Es una captura muy importante. Como ingresó en forma ilegal al país, en donde no tiene ningún proceso pendiente con la ley, eso hará que el proceso de expulsión del país sea expedito", agregó Cotto.

Lemus fue presentada ante la prensa en el cuartel central de la policía en San Salvador, donde mantuvo su cabeza baja y demandó ser tratada "como un ser humano, no como un animal".

"Mi vida corre peligro estando en la cárcel, hay gente interesada en hacerme daño dentro de la cárcel y desde ya estoy responsabilizando al gobierno de Guatemala por lo que me pueda suceder", dijo Lemus a la prensa en tono firme, mientras permanecía esposada y custodiada por varios policías.

Lemus se fugó el pasado 11 de mayo de una cárcel situada en el interior del cuartel militar Mariscal Zavala, en la capital de Guatemala.

Para recapturar a la reclusa, de 45 años, las autoridades guatemaltecas desplegaron varios operativos y detuvieron a guardias penitenciarios responsables de la custodia en el centro penal. La fuga provocó la destitución del director del Sistema Penitenciario, Nicolás García.

"La Patrona" fue sentenciada a 94 años de cárcel en marzo de 2015 por liderar una banda dedicada al secuestro y los asesinatos a sueldo.

El grupo bajo su mando fue acusado de un atentado con explosivos cometido el 13 de diciembre de 2013 contra Roberto Marroquín, alcalde del municipio de Moyuta, aunque el funcionario salió ileso.

Lemus enfrenta un proceso penal acusada de ordenar el asesinato de su esposo en 2013.