•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La empresa Naviera Española Odiel se retiró del ferry de carga entre Costa Rica y El Salvador por falta de acuerdo en las tarifas de servicios portuarios, por lo que la puesta en marcha del proyecto dependerá del interés de otras empresas en operarlo, informó hoy una fuente oficial.

El viceministro costarricense de Comercio Exterior, John Fonseca, explicó hoy a Acan-Efe que los gobiernos de Costa Rica y El Salvador cumplieron con su parte de ajustar la normativa y los sistemas tecnológicos para habilitar el ferry, pero hubo un desacuerdo entre privados por las tarifas.

La naviera no alcanzó un acuerdo con la Autoridad Portuaria del Puerto de Caldera (privado), ubicado en la provincia de Puntarenas, en el Pacífico costarricense.

"Odiel tenía que ponerse de acuerdo con la Autoridad Portuaria para las tarifas de los servicios, los cuales están regulados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Hubo acuerdo en la tarifa de muellaje (contenedores movilizados con su respectivo camión) pero no lo lograron con la de carga y descarga", dijo Fonseca.

El viceministro comentó que en este tipo de operaciones entre privados, las empresas definen las tarifas en sus contratos, siempre que estén dentro de lo estipulado por la Aresep.

En este caso, explicó Fonseca, lo que se comunicó al Gobierno fue que no se logró un acuerdo porque la naviera adujo que con las tarifas estipuladas por el puerto el proyecto no era viable financieramente.

El viceministro dijo que hay dos empresas mexicanas y dos chilenas interesadas en operar el ferry, y que para ello deberán negociar únicamente con la autoridad portuaria, pues al tratarse de un contrato entre privados el Gobierno no tiene participación alguna.

"Desde nuestra perspectiva es un proyecto positivo. Podría sacar algún porcentaje de carga de las carreteras e implicaría una reducción de costos y un incremento en la competitividad regional", manifestó Fonseca.

El ferry de carga fue anunciado a inicios de 2016 y estaba previsto que comenzara operaciones en julio de ese año, sin embargo, se han presentado una serie de atrasos en trámites y ahora el retiro de la naviera.

El objetivo es que el ferry navegue el océano Pacífico entre Puerto La Unión, El Salvador, y Puerto Caldera, Costa Rica, y reduzca a 16 horas un recorrido que tarda días por las carreteras centroamericanas.

Según las previsiones, la embarcación podría transportar 100 furgones y tendría una estadía en cada puerto de entre 4 y 6 horas, mientras se concreta el embarque y desembarque de las mercancías.