•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los embarazos en niñas y adolescentes y la violencia homicida, generada principalmente por las pandillas, son los principales "peligros" que afronta la niñez en El Salvador, señaló este jueves un informe de la organización Save the Children.

En el informe denominado "En deuda con la niñez", la organización internacional Save the Children clasifica, basada en datos oficiales, la situación de la niñez en 172 países. En el caso de El Salvador, el documento muestra que en 2015 la tasa de natalidad en adolescentes entre los 15 y 19 años se ubicó en 64,9 por cada mil niñas.

La directora de Save the Children para El Salvador, Rocío Rodríguez, declaró a la AFP que los embarazos en adolescentes son uno de los aspectos que hacen que en el país muchas niñas "se están perdiendo la niñez".

"La niñez se enfrenta a un futuro incierto, a un reto enorme como sociedad", señaló Rodríguez tras considerar que "hay una deuda con la niñez".

"Una niña que sale embarazada a los 15 o 19 años no está lista para ser mamá y, por lo tanto, corre riesgos ella misma y corre riesgos el bebé, deja de ir en muchos casos a la escuela, padece de muchas complicaciones de salud. Hay que entender el problema", sostuvo Rodríguez.

A mediados de 2016, el Fondo de Población de las Naciones (UNFPA) presentó un "mapa" de embarazos en niñas y adolescentes que mostraba que en 2015, el mismo año que toma como referencia el informe de Save the Children, en El Salvador "quedaron embarazadas 69 niñas" al día de edades comprendidas entre los 10 y los 19 años.

Datos del ministerio de Salud señalan que en 2015 se registraron 83.478 mujeres embarazadas, de las cuales 25.132 tenían entre 10 y 19 años.

En su informe, Save the Children también señala que la violencia homicida es otro de los peligros que afronta la niñez en El Salvador, donde la tasa de homicidios en 2015 de niños y niñas entre cero y 19 años fue de 22,4 por cada 100.000 habitantes.

Ese mismo año, de acuerdo al informe, cerca de 40.000 niños y niñas "abandonaron la escuela, principalmente debido a la preocupación por su propia seguridad".

"Con la violencia, nos estamos acostumbrando a verla todos los días", lamentó Rodríguez, que consideró que esa "normalización de la violencia" es un "obstáculo que hay que superar".

"Es importante trasladar esta información a otros lugares para crear conciencia y que eso pueda generar apoyos para proyectos para encontrar soluciones a estos problemas", sostuvo Rodríguez.