•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) acordó hoy aumentar en un punto porcentual, que se aplicará en dos cortes, la cotización de los trabajadores para las pensiones, como medida de corto plazo para evitar que se agoten las reservas.

La presidenta ejecutiva de la CCSS, María del Rocío Sáenz, indicó en un comunicado que el próximo 1 de julio aumentará 0,5 puntos, mientras que el 1 de enero de 2018 se incrementará el restante 0,5 de la cotización de los trabajadores.

"El incremento de un punto porcentual en la cuota forma parte de las medidas de corto plazo que se adoptaron para robustecer la reserva del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), lo cual fue una recomendación y su fin es garantizar las pensiones de los trabajadores", afirmó Sáenz.

Con esta modificación, el aporte del obrero pasará de 2,84 % a un 3,84 % del salario, mientras que el de la empresa permanecerá invariable en el 5,08 %.

El incremento de un punto porcentual, al que se oponen los sindicatos, estaba previsto para entrar en vigencia hoy, pero el pasado 25 de mayo la junta directiva de la CCSS decidió aplazarlo para una fecha que en ese momento no estaba definida.

Durante 2016, la CCSS tomó medidas como el aumento del aporte del Estado de 0,58 % a un 1,24 %, la eliminación de la pensión a edad anticipada, así como la creación de un plan de inversiones y mejoras en la gestión de cobros.

La Caja explicó que el acuerdo se adoptó tras "un largo proceso de reflexión y análisis por parte de los directores, en el que se tomó en cuenta las propuestas y opiniones planteadas por todos los actores sociales durante el proceso de consulta que realizó la gerencia de pensiones del ente".

Los sindicatos costarricenses habían manifestado su rechazo al aumento en la cotización de las pensiones y lo calificaron como "arbitrario" y "abusivo", e incluso el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, urgió varias veces a la entidad a no aplicar cambios sin antes discutirlo con los trabajadores.

Una investigación de 2016 de la estatal Universidad de Costa Rica sobre el régimen de pensiones de IVM reveló que la situación financiera y actuarial "es complicada" y sus reservas se podrían acabar en el 2027.

El IVM tiene alrededor de 1,5 millones de cotizantes y alrededor de 235.000 pensionados.

LA CCSS defiende que el IVM es un régimen dinámico, solidario, sostenible, que en la actualidad cuenta con una reserva de 2 billones de colones (unos 3.400 millones de dólares).