•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy al Gobierno de Honduras que realice un censo en el hacinado sistema penitenciario del país centroamericano, cuya población es de 17,712 internos, 8,302 de ellos condenados.

El censo permitirá identificar a cada reo y evitar que los presos se cambien el nombre, dijo a periodistas, Itsmania Platero, representante de Amnistía Internacional.

Señaló que Amnistía Internacional ha solicitado al Registro Nacional de las Personas que conforme una comisión para que realice "una identificación dactilar y fotográfica" de cada reo.

El censo contribuirá a crear "un archivo real" en el sistema penitenciario, subrayó la representante de AI, quien puso como ejemplo el caso de un ciudadano nicaragüense preso en Honduras que tiene seis documentos de identificación hondureños.

Ante ello, Amnistía presta colaboración internacional para "dar con el nombre real" del nicaragüense, aunque no precisó cuáles son los delitos por los que se encuentra preso en Honduras, país donde ahora también será acusado por falsificación de documentos y usurpación de derecho civil.

"Las organizaciones criminales están en todos los lugares, me imagino que con dinero es muy fácil conseguir una identidad", enfatizó Platero.

El sistema penitenciario de Honduras, compuesto por una treintena de cárceles, dos de ellas de máxima seguridad, es considerado una bomba de tiempo por el hacinamiento y otras condiciones infrahumanas en las que viven los presos, algo que reconocen las máximas autoridades del país centroamericano.