•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las nuevas redes de distribución de energía están habilitadas para suministrar "Big Data" para el uso de las empresas a través de internet, informó hoy a Efe el vicepresidente para Centroamérica de la trasnacional francesa Schneider Electric, el mexicano Carlos León de Garay.

En una entrevista con Efe, León, quien asumió el cargo este año, detalló que la firma ha diseñado el concepto "Ecostruxure", una "muy innovadora" herramienta que "fusiona dos mundos hasta ahora separados, el mundo de la administración y automatización de la energía y el mundo del internet de las cosas".

"Buscamos llevar a nuestros clientes a esa arquitectura muy innovadora que va a permitir que se beneficien en sus inversiones en energía, transporte y distribución de esta, o la administración de un proceso de mina, agua, industrial, fábrica de alimentos o un centro comercial", apuntó.

Los administradores "puedan conectarse y hacer análisis en las aplicaciones, como las que ya tenemos en nuestros móviles, que permitan una toma de decisiones mucho mas oportuna y un nivel analítico mucho más profundo, que hasta ahora se ha visto desaprovechado".

Ese acceso al "Big Data" inmediato es "para sacar más beneficio de sus inversiones en administración de la energía", recalcó.

De acuerdo con León, ya cuentan con "segmentos con preespecialización, diseñamos soluciones orientadas al mundo de la construcción, de edificios comerciales, habitacionales, de manera que los contratistas puedan implementar los dispositivos de distribución desde ya orientados" para generar datos.

También lo tienen "para el mundo de los centros de datos, porque cualquier empresa que procesa datos siempre necesita un cuarto de cómputo en condiciones que permitan estabilidad de su operación".

Explicó que las redes de transporte de energía que se tejen, desde donde se genera hasta donde se distribuye, las ofrecen con esta tecnología.

El ejecutivo describió que en la actualidad los sectores que más dinamismo tienen en Guatemala y Honduras "son los ingenios azucareros", en Panamá "minas, construcción, agua y redes de distribución de energía", y en Nicaragua "fuertemente la producción y distribución de energía".

Mientras que en Costa Rica, "es impresionante el desarrollo en la construcción urbana de todo tipo y hotelería orientada al turismo", lo mismo en El Salvador, en construcción "de todos los tipos".

No obstante, aclaró que la división de Schneider en Centroamérica busca "colaborar con públicos y privados para ser parte del impulso del desarrollo de todos los segmentos en una región tan compacta, el uso inteligente de la energía puede beneficiar toda la economía".

El propósito es "hacer más con menos consumo de recursos" para cuidar el planeta, acotó.

Schneider, con sede regional en Costa Rica, tiene unos 200 trabajadores en Centroamérica, especializados en la comercialización y apoyo pos venta permanente "y con proximidad física" de sus clientes.

El soporte permanente a soluciones de administración de la energía o de automatización es lo que lo individualiza como negocio, sostuvo.

Precisó que en 2016 la firma generó a nivel mundial ventas por 25.000 millones de euros (27.845 millones de dólares) y tiene 140.000 empleados, distribuidos en diferentes especialidades.