• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • EFE

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) de Honduras informó hoy de que en el primer semestre de 2017 decomisó más de 5.5 toneladas de drogas, 1,500 armas de fuego y detuvo a 6,312 personas por diversos delitos.

Entre enero y junio de este año, la Fusina se ha incautado de 826 kilos de cocaína y 10,609 libras (4,822 kilos) de marihuana, indicó el portavoz de esa institución, Santos Nolasco, en rueda de prensa.

Agregó que han destruido 10,000 plantas de coca y 28,609 de marihuana, así como dos laboratorios supuestamente utilizados para fabricar drogas sintéticas y 17 pistas de aterrizaje clandestinas, las cuales son usadas por los cárteles del narcotráfico para traficar narcóticos.

Nolasco precisó que en los últimos seis meses los agentes de la Fusina también han inhabilitado dos pasos ilegales en la frontera con Nicaragua, y han decomisado más de 17.13 millones de lempiras (más de 725,880 dólares) en diferentes decomisos relacionados al narcotráfico y al crimen organizado.

Además han confiscado a bandas criminales 1,500 armas de fuego, entre las que figuran fusiles Ak-47, M-16, AR-15; 21,299 proyectiles de distintos calibres, 93 granadas de fragmentación, y recuperaron 548 vehículos que tenían reporte de robo, agregó.

El portavoz de la Fusina precisó que han arrestado a 6,312 personas por diversos delitos, la mayoría hondureños, y se realizaron 900 allanamientos.

Asimismo, desmantelaron 67 bandas criminales que se dedicaban al sicariato y a extorsionar al transporte de pasajeros y empresarios, y han ejecutado 2,108 ordenes de captura, según las cifras oficiales.

Entre otros logros, Nolasco resaltó la extradición el pasado día 27 a Estados Unidos del hondureño Jairo Arias, reclamado por una corte del Distrito Norte de Georgia por cargos de tráfico de drogas.

Desde 2014 a la fecha catorce hondureños han sido entregados a Estados Unidos tras aprobar en 2012 una reforma constitucional que habilitó la extradición de nacionales a solicitud de otros países.

La Fusina también trasladó en los últimos seis meses a 2,133 presos a cárceles de máxima seguridad como parte de las medidas con las que el Gobierno hondureño pretende frenar la violencia y la extorsión en el país.

Además, realizaron en el periodo de referencia 28,052 patrullajes a pie, 27,142 motorizados, 474 marítimos, 481 aéreos y más de 52,300 retenes para disminuir "la incidencia delictiva" en el país centroamericano, según las cifras oficiales.

Honduras registra un promedio diario de once asesinatos, según reconocen las autoridades, que atribuyen gran parte de la ola de violencia que sufre el país a las pandillas y el crimen organizado.