• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • EFE

El recién nombrado cardenal Gregorio Rosa Chávez fue recibido hoy a su llegada a territorio salvadoreño por el presidente del país, SalvadorSánchez Cerén, y unos 500 feligreses católicos, que le dieron la bienvenida entre oraciones, cantos y vítores.

"Estoy contento de volver a la patria y traigo un mensaje del santo padre de esperanza de gozo y de paz" para "trabajar por ese mundo nuevo que tanto hemos soñado", dijo Rosa Chávez a periodistas a su llegada.

Señaló que regresa al país "con muchas ilusiones, muchas esperanzas y con tareas" encomendadas por el papa Francisco, cuyos temas principales son "la paz, la lucha contra la violencia, la familia, la democracia auténtica, los migrantes, los pobres".

"Eso es lo que está en la agenda del papa y en la agenda mía como su colaborador cercano" y "ahora estamos muy cerca de él, podemos hablarle al oído muchas cosas y también escuchar sus consejos", añadió.

Sobre el proceso de beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 cuando oficiaba misa y al que dedicó su cardenalato, detalló que "va muy bien, al ritmo que tiene que ir", pero "el país tiene que merecer esa gracia haciendo lo propio".

Los feligreses católicos comenzaron a llegar al Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Óscar Arnulfo Romero desde las primeras horas de la mañana con pancartas, afiches y camisas con la imagen del cardenal.

Creyentes asisten a la ceremonia de bienvenida del recién nombrado cardenal Gregorio Rosa Chávez / EFEEstos católicos provenientes de diferentes zonas del país estallaron en alegría cuando vieron salir a Rosa Chávez de la sala de llegada, al que esperaron entre oraciones y canciones religiosas.

"Monseñor Rosa Chávez se lo merecía (el cardenalato) porque es un hombre humilde, con grandes dones espirituales y cercano a las personas más necesitadas, más pobres", dijo a Efe la feligrés María de Alas.

La agenda de Rosa Chávez para lo que resta del día incluye una visita al Monumento de la Paz de camino a la capital, una visita al mausoleo de Romero y una misa en la iglesia San Francisco, donde ha sido párroco durante años.

El papa Francisco ordenó el pasado 28 de junio cardenal a Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, a quien impuso el birrete cardenalicio y entregó el anillo respectivo, en una ceremonia en la basílica de San Pedro del Vaticano.

Rosa Chávez es el primer obispo auxiliar de la historia nombrado cardenal y ahora pasa a formar parte del Colegio Cardenalicio de la Iglesia Católica, junto con los otros cuatro cardenales que nombró Jorge Bergoglio en su cuarto consistorio.

El cardenal Rosa Chávez, nacido en 1942 y ordenado en 1970, es uno de los principales promotores de la canonización de monseñor Romero y fue uno de los representantes de la Iglesia salvadoreña en los diálogos de paz que pusieron fin a la guerra civil (1980-1992).