•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La administración de Justicia de Costa Rica alcanza 10 días de paralización por la huelga que secundan unos 13.000 trabajadores, según los sindicatos, mientras los líderes gremiales se encuentran reunidos para abordar una nueva propuesta de reforma del sistema de pensiones del sector.

El cónclave, que comenzó en la mañana, analiza una proposición de la Asamblea Legislativa para cambiar el polémico proyecto de ley que incluía un recorte a las pensiones y los llevó originalmente al paro, de acuerdo con los huelguistas.

Además, se está a la espera de la decisión de la Procuraduría General de la República de declarar o no la ilegalidad de la huelga, según el trámite que realizó ayer el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica, Carlos Chinchilla.

"No se mueve ni un papel en la Justicia tica. Ni juicios, ni declaraciones, ni investigaciones ni entrega de hojas de delincuencia (denuncias)", dijo a Acan-Efe un representante sindical, mientras protestaba junto a decenas de sus compañeros frente a los locales donde están reunidos los líderes sindicales.

Los empleados judiciales iniciaron la huelga porque la Asamblea Legislativa de Costa Rica rechazó la propuesta de sus representantes sindicales como base para reformar el Régimen de Pensiones y Jubilaciones del Poder Judicial.

Los trabajadores están en contra de que se suba la edad de retiro de 60 a 65 años, a 30 años de trabajo el periodo mínimo para retirarse, y del 11 % al 15 % del sueldo la cotización que hacen los trabajadores.