•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, advirtió este viernes en San Salvador sobre el peligro de la expansión internacional de la Mara Salvatrucha (MS-13), que calificó de una de las pandillas más brutales del mundo.

"Hoy nos reunimos no muy lejos de la sede de una de las pandillas más viciosas y brutales en la tierra conocida como MS-13", dijo Sessions durante un discurso, que pronuncio en un acto de graduación de oficiales de la Academia Internacional para el Cumplimiento de la Ley (ILEA), ubicada en la periferia oeste de San Salvador.

El fiscal inició el jueves una visita a El Salvador para analizar la cooperación en seguridad con funcionarios de este país y con las autoridades fiscales de Guatemala y Honduras.

Para el funcionario norteamericano, "tentáculos" de la MS-13, que tiene su base en El Salvador, llegan a Centroamérica, Europa y a ciudades de Estados Unidos, incluso a pocas yardas del Capitolio.

Para el fiscal, la MS-13, que tiene unos 40.000 miembros en todo el mundo, incluyendo 10.000 en Estados Unidos, "amenaza la vida y el bienestar de cada familia en cualquier lugar donde exista, y en todas partes infestan".

"Los miembros de MS-13 brutalmente violan, roban, extorsionan y asesinan. Lo vemos aquí en El Salvador, en Estados Unidos y ahora en muchos otros países del mundo", advirtió.

La banda, guiada por su lema "'matar, violar y control', deja la miseria, la devastación y la muerte a su paso", enfatizó.

Frente al crimen, el Departamento de Justicia de Estados Unidos también tiene un lema: "justicia para las víctimas y consecuencias para los delincuentes", explicó.

Para el fiscal estadounidense, sólo con una "coordinación multilateral" las autoridades serán capaces de "frustrar eficazmente el flagelo de las organizaciones criminales transnacionales".

Sessions calificó al fiscal salvadoreño Douglas Meléndez de "guerrero" por su "liderazgo y valentía", y porque en el combate del crimen en las últimas 48 horas, 700 miembros de pandillas fueron acusados por diferentes delitos en este país centroamericano.

En su discurso comentó que en su vida ha sido "bendecido" por haber servido en las reservas del Ejército, como fiscal federal, entre otras cargos de servicio público, pero reconoció que "aunque hay días buenos y días malos en cualquier trabajo, una cosa ha sido clara para mí, es un privilegio servir al país en la aplicación de la ley (..)".

En tanto, el canciller salvadoreño Hugo Martínez, señaló que, durante la visita del fiscal estadounidense, le habían explicado, en materia de seguridad, los "esfuerzos nacionales y trinacionales" (Guatemala, El Salvador y Honduras)."Profundizamos mucho en buscar nuevas formas de cooperación", añadió.