•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de El Salvador movilizó hoy a personal de refuerzo para las distintas fronteras del país para agilizar el tránsito de personas durante las vacaciones por las fiestas patronales de San Salvador, que comprenden del 1 al 6 de agosto.

La medida es parte de un plan "interinstitucional" de contingencias en las fronteras terrestres, aéreas y marítimas, con el que se busca garantizar el paso ágil ante el incremento del tráfico de personas, mercancías y vehículos, informó la Presidencia, que no precisó la cantidad de personas que fueron movilizadas.

La iniciativa establece un trabajo coordinado entre la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), la Policía Nacional Civil (PNC) y la Dirección General de Aduanas (DGA). Además, el plan también contempla la implementación de dispositivos de seguridad en las fronteras para "proteger la integridad de las personas que ingresen o salgan del país e incluye la facilitación de atención médica a viajeros o usuarios".

La fuente agregó que la medida es parte del "compromiso institucional para que nacionales y extranjeros disfruten las vacaciones de forma ordenada, eficiente y sobre todo segura".

Las fiestas patronales de San Salvador, en honor al Divino Salvador del Mundo, son las más importantes del país, donde la actividad gubernamental se paraliza entre el 1 y el 7 de agosto, mientras que el sector privado toma vacaciones los días 3, 5 y 6 del mes.

Según sus proyecciones del Ministerio de Turismo, además de los capitalinos que disfrutan de las fiestas, El Salvador podría recibir a unos 51.257 turistas extranjeros, de los que 39.134 entrarían vía terrestre y 12.123 por vía aérea.