•   Ciudad de Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea (UE) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunciaron este jueves un plan para la protección a miles de niños afectados por la violencia en los países del Triángulo Norte centroamericano.

El proyecto, que cuenta con un aporte de 2,3 millones de dólares de la UE, pretende mejorar "los mecanismos de asistencia local, nacional y regional" en El Salvador, Guatemala y Honduras para los menores que huyen dentro o fuera de sus países por la violencia, detallaron ambos organismos en un comunicado.

El plan de dos años está dirigido a menores refugiados, solicitantes de asilo, desplazados internos y deportados con necesidades de protección.

Busca apoyar a 14.000 niños y adolescentes en riesgo por la inseguridad de los tres países, con programas que mantiene el ACNUR con otras entidades de asistencia psicológica y albergues.

Según ACNUR, el año pasado se reportaron 91.900 nuevas solicitudes de asilo en Centroamérica, 67% más que en 2015.

"En los últimos años hemos contado con el apoyo de la UE para apoyar nuestro trabajo que tiene como fin fortalecer los sistemas de asilo y de protección, buscar soluciones duraderas y brindar asistencia a más de 10.000 niños, niñas y adolescentes en los últimos tres años", señaló el ecuatoriano José Samaniego, representante regional del ACNUR, según el boletín.

ACNUR informó este miércoles que las solicitudes de refugio de salvadoreños y hondureños que huyen principalmente de la violencia se incrementan cada año en Guatemala, y entre 2014 y 2016 sobrepasaron el centenar de peticiones anuales.

El Triángulo Norte de Centroamérica enfrenta padecimientos similares de violencia y homicidios provocados sobre todo por la operación de pandillas y el narcotráfico.