•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Justicia de Panamá formuló cargos a un policía que le disparó a su mascota, un perro de raza pitbull, pese a que el animal no le había atacado, informó hoy el Ministerio Público (MP-Fiscalía).

Un juez de Garantías formuló de imputación contra el agente, identificado como "T. Smith B. por el delito contra el ambiente y el orden territorial, específicamente en perjuicio de su mascota, tipificado en el artículo 421 del Código Penal, en calidad de autor", precisó un comunicado de la Fiscalía.

Ese artículo indica que quien mediante actos de crueldad cause la muerte o lesione gravemente a un animal usado como mascota será sancionado con 100 a 200 días-multa o trabajo comunitario.

De acuerdo con la versión judicial, el agente de la Policía Nacional le disparó a su perro, de nombre Robinho y raza pitbull, y le causó "lesiones graves".

"Testigos indicaron que el perro en ningún momento llegó a tocar a la unidad" policial, indicó el MP, que precisó que el suceso se registró el pasado 18 de febrero y cuenta con 6 meses para realizar las investigaciones del caso.