•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Autoridades forenses hondureñas con apoyo internacional exhuman los cuerpos de personas asesinadas en disputas de tierras y acciones de narcotraficantes en la conflictiva zona el Bajo Aguán (Caribe), con el objetivo de acusar a los responsables, informaron este lunes fuentes oficiales.

La portavoz de Medicina Forense, Katya Moncada, explicó a la AFP que hasta el viernes anterior se habían exhumado 18 cuerpos en las operaciones que tienen lugar en el departamento de Colón, 340 km al noreste de la capital.

El Bajo Aguán es el escenario de violentos conflictos de tierra desde 2010, ademas de tener presencia de narcotraficantes, por lo que las exhumaciones servirán para presentar cargos contra los posibles responsables de las muertes, según Moncada.

¿Por qué el Golfo de Fonseca es clave para Nicaragua, El Salvador y Honduras?

Indicó que los forenses hondureños están integrados en la Unidad Especial para la Investigación de Muertes Violentas en el Bajo Aguán, con apoyo de especialistas aportados por la embajada de Estados Unidos y la observación de la Fundación de Antropología de Guatemala.

La directora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, dijo que "toda esa franja del Bajo Aguán es considerada como una zona de prioridad para la investigación del crimen, puesto que allí ha sido el centro de los conflictos agrarios muy conocidos, así como franja del narcotráfico".

Cerca de 150 personas han muerto en enfrentamientos entre campesinos y terratenientes de la zona desde 2010 por disputa de tierras cultivadas de palma africana.

Los conflictos empezaron en 2010 cuando miles de campesinos ocuparon las fincas compradas por terratenientes en los años 90 y los latifundistas contrataron guardias de seguridad para desalojarlos.

Desde entonces unos 130 campesinos y cerca de 20 guardias han muerto en los enfrentamientos.

Entre tanto, el pasado 6 de marzo el jefe del cartel de narcotraficantes Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, confesó en una corte de Nueva York haber participado en 78 asesinatos, muchos de los cuales estarían en la zona del Bajo Aguán, según Villanueva.

"Se está trabajando fuertemente (...) en las investigaciones, exhumaciones y autopsias para presentar requerimientos" contra los responsables de los crímenes, aseguró la funcionaria.