•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Honduras lamentó hoy la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de eliminar el plan migratorio conocido como DACA, y anunció que pedirá al país del norte que reconsidere la medida.

En un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Honduras indicó que "lamenta" que Trump haya puesto fin al programa migratorio de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que beneficia a 18.526 hondureños.

El Gobierno hondureño señaló que "se solidariza" con los jóvenes incluidos en el DACA y les manifestó "su reconocimiento y admiración" por cumplir con los requisitos para optar a ese beneficio y "destacarse como una generación ejemplar".

La Cancillería hondureña indicó que la Embajada en Washington hará "acercamientos" ante el Congreso y el Senado de EE.UU. para "abogar por la protección" de los jóvenes indocumentados, conocidos como "soñadores" (dreamers), y solicitar a través de una carta oficial "la reconsideración de mantener vigente el programa DACA".

"El Gobierno de la República trabaja de manera incansable en la atención y protección de toda la población hondureña en los Estados Unidos y reitera la disposición de nuestra red consular en ese país para ello", añadió.

El Gobierno de Trump anunció este martes su decisión de acabar con el programa y dar al Congreso un plazo de seis meses para buscar una alternativa, momento en el que la suspensión se hará efectiva.

El programa DACA fue promulgado por el anterior presidente estadounidense, Barack Obama, en 2012 y gracias a este unos 800.000 jóvenes indocumentados han podido frenar su expulsión del país, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.

Ya se han presentado en ambas Cámaras norteamericanas proyectos de ley bipartidistas para dar amparo a estos jóvenes indocumentados, pero ninguna ha conseguido avanzar.

Obama tildó la decisión de Trump como "cruel" y "errónea" y lamentó que "una sombra se ha arrojado sobre algunos de nuestros mejores y más brillantes jóvenes".

Sin embargo el presidente Trump aseguró hoy que resolverá "con corazón y compasión" la situación de estos inmigrantes, que en su mayoría vienen de México y los países del norte de Centroamérica.