•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la ausencia de un diputado, la comisión integrada por el Congreso para conocer el antejuicio en contra del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, inició el análisis de las pruebas de financiación electoral ilícita en 2015 que se le imputan al mandatario.

El presidente de la instancia conformada por cinco diputados opositores, Julio Ixcamey, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), explicó que por ahora no pueden anunciar un cronograma de trabajo sin antes evaluar el expediente, que tiene al menos 963 folios, contrario a lo que había prometido ayer.

Además, porque el secretario de la comisión, Juan José Porras, del partido Visión con Valores (VIVA), se encuentra fuera de Guatemala y no volverá hasta la tarde del jueves.

Ixcamey dijo que el cronograma no se presentará porque tampoco tiene idea de qué funcionarios tienen que citar a la comisión, además del sindicado, el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), quienes solicitaron el antejuicio el pasado 25 de agosto.

En ese sentido, el diputado opositor Amilcar Pop, del partido Winq, dijo a Acan-Efe que no hacer pública la agenda de trabajo “me parece grave” porque “se trata de generar marcos de confianza y la única confianza con el pueblo de Guatemala se genera siendo público y absolutamente transparente en las sesiones”.

Tras analizar el expediente, agregó, se podría decidir citar también a representantes del Tribunal Supremo Electoral (TSE), del Registro de Ciudadanos (RC) e incluso de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Podrían ampliar plazo

Aunque la Ley no establece un tiempo para que se entregue el informe al pleno, el Congreso le dio a la comisión cinco días, pero Ixcamey reiteró que, de ser necesario, pedirá una ampliación del plazo.

Uno de los vocales de la comisión, Gabriel Heredia, de la UNE, explicó que se han declarado en “reunión permanente” para estudiar el extenso expediente contra Morales, quien fue secretario general en 2015 del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) con el que ganó la Presidencia ese año.

En 2015, según la investigación preliminar, FCN-Nación habría ocultado financiación por 2.3 millones de quetzales (unos 321,217 dólares) y se gastó 4.4 millones de quetzales (603.075 dólares) en pauta publicitaria sin haber explicado a la autoridad electoral el origen de los recursos con los que realizó los pagos.

Ixcamey manifestó que solicitarán todos los informes que consideren necesarios a diversas instituciones y “esa será nuestra línea de trabajo inicial”.