•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, dijo ayer que las elecciones generales de noviembre próximo, en las que buscará reelegirse, deben ser creíbles y transparentes para que la economía de su país siga creciendo.    

El proceso electoral del 26 de noviembre debe ser “creíble, altamente participativo y transparente”, para que la economía de Honduras siga creciendo, indicó Hernández en una presentación sobre la mejoría económica del país durante el primer semestre de 2017. 

Los candidatos a cargos de elección popular y la población deben velar porque “se construya el más robusto, masivo y transparente proceso electoral, porque no solo da legitimidad a lo interno, también tiene que ver con parte del sistema económico hondureño”, subrayó.   

 “Hay una perspectiva estable y eso significa que nunca se había tenido en un año electoral este crecimiento económico que hoy estamos alcanzando”, enfatizó el mandatario. Dijo además que le agrada el hecho de que cada vez son más los organismos internacionales, que no identificó, que han confirmado al Tribunal Supremo Electoral (TSE) su participación para observar las elecciones de noviembre.    

La Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y la Asociación de Organismos Electorales de Centroamérica y el Caribe (Protocolo de Tikal) ya confirmaron a Honduras su acompañamiento a los comicios, según la entidad electoral.    

En los comicios de noviembre, a los que están llamados a participar un poco más de 6 millones de electores, los hondureños elegirán a un presidente y tres designados (vicepresidentes) de la República, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano y 298 alcaldías municipales.

Las elecciones, las décimas desde que el país retornó a la democracia en 1980, estarán marcadas por la participación de 10 partidos políticos y la búsqueda de la reelección de Hernández bajo la bandera del gobernante Partido Nacional, con la que ganó los comicios de 2013.    

La aspiración de Hernández a reelegirse ha provocado un descontento en la oposición política, porque la Constitución de la República no permite esa aspiración bajo ninguna modalidad. No obstante, un fallo de la Corte Suprema de Justicia, de mayo de 2015, dejó abierta la posibilidad de que el presidente pueda reelegirse.