•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Honduras sancionó este lunes una ley de policía para crear una nueva institución libre de efectivos implicados en carteles de narcotraficantes y pandillas.

El presidente Juan Orlando Hernández sancionó la ley en una ceremonia, con el cometido de mejorar la seguridad en Honduras, que ha sido catalogado como uno de los países más violentos del mundo.

Con la legislación "se inicia una nueva era" para la policía, declaró a la prensa Omar Rivera, miembro de una comisión que depuró de la institución a 4.374 efectivos, la mayoría por sospechas de pertenecer al crimen organizado.

Con la ley, "la policía contará con una renovada estructura organizacional y un nuevo régimen disciplinario", añadió Rivera, miembro de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía.

La Comisión fue creada en abril de 2016 luego de que el Congreso decretó una "emergencia en seguridad" cuando la fiscalía comprobó que miembros de la cúpula dirigieron el asesinato del zar antidrogas Arístides González en 2009 y el asesor de seguridad Alfredo Landaverde en 2011.

La aprobación de una nueva ley de policía por el Congreso forma parte de las recomendaciones de la comisión, que evaluó a cerca de 9.500 miembros de la institución.