•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El número de personas deportadas al Triángulo Norte de Centroamérica, principalmente desde México y EE.UU., disminuyó un 35,6 % hasta septiembre en comparación con el mismo lapso de 2016, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Entre enero y septiembre pasados fueron deportados a Guatemala, Honduras y El Salvador un total de 101.959 personas, 56.322 menos que los 158.281 reportados en el citado período del año 2016, de acuerdo con cifras oficiales compartidas por la OIM.

El Salvador es el país de esta región, una de las más letales del mundo, que registró una baja más pronunciada, pasando de 37.841 retornados en 2016 a 20.840 en la actualidad, una disminución de 17.001 que equivale al 44,9 %.

Los hondureños deportados ascendieron a 35.327, un 34,1 % menos que los 53.641 de 2016, mientras que los retornados a Guatemala pasaron de 66.799 a 45.792, para una caída del 31,4 %.

En total, México ha repatriado a 52.161 (51,16 %) personas originarias del Triángulo Norte centroamericano y Estados Unidos a 49.497 (48,54 %) migrantes irregulares de esta zona.

La OIM, adscrita a las Organización de las Naciones Unidas (ONU), detalló que de la totalidad de retornados 11.225 (11 %) fueron niños y adolescentes, de los que 498 provenían de Estados Unidos y 10.727 de México.

El Triángulo Norte de Centroamérica es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), las facciones Sureños y Revolucionarios del Barrio 18 y otras minoritarias, a las que las autoridades acusan de los altos índices de violencia.