•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, inauguró hoy la primera Embajada del país centroamericano en China, en el marco de su histórica visita a Pekín tras el reciente establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Desde que Varela anunció en junio pasado el reconocimiento de "una sola China" y decidió romper las relaciones diplomáticas que mantenía con Taiwán, su Gobierno ha trabajado en la apertura de la Embajada que se ha abierto hoy al noreste de Pekín.

Acompañado de la primera dama, Lorena Castillo, así como de la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo, y de una delegación de más de cien personas de su Gobierno y representantes de empresas del país, el presidente panameño ha dado comienzo a una "etapa de intercambio cultural, comercial y de turismo fluido" entre ambas naciones.

A la izada de la bandera panameña por parte de la Guardia presidencial de la República de Panamá y a los himnos nacionales de ambos países les han seguido los discursos de Varela, del ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, y del primer embajador de Panamá en Pekín, Francisco Carlos Escobar.

"A partir de hoy, la bandera panameña ondeará en el corazón de China, como desde hace dos meses la bandera de la República Popular China está izada en el corazón de las Américas: Panamá", proclamó Varela.

El jefe de Estado panameño explicó que tanto su Embajada en Pekín como la de China en Panamá "serán un punto de encuentro" para ambas naciones y servirán para fomentar la cooperación económica y el turismo, ya que ahora "los ciudadanos chinos que quieran viajar a Panamá podrán tramitar aquí su visado".

China es actualmente el segundo cliente del Canal de Panamá después de EEUU y el primer proveedor de bienes para la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del hemisferio, ubicada en el Caribe panameño.

"Panamá es un país neutral con su canal abierto a toda la inversión extranjera y a los países que quieran trabajar junto con nosotros en el desarrollo de nuestra posición geográfica para beneficio del comercio y la paz del mundo", apuntó el presidente.

El ministro de Exteriores chino, por su parte, anunció que "mañana China y Panamá darán una gran sorpresa a todo el mundo con la firma de casi 20 acuerdos de cooperación en diversas materias, que seguro llevarán a ambas naciones a una nueva etapa de cooperación".

Wang añadió que el sueño de China, del que habla mucho su presidente, Xi Jinping, y el sueño de Panamá, al que alude frecuentemente Varela, están "perfectamente conectados, ya que ambos países buscan el bienestar del pueblo y contribuir a la paz mundial".

Varela, que se ha convertido hoy en el primer mandatario panameño en viajar oficialmente a China, visitará mañana la Gran Muralla y después se reunirá en el Gran Palacio del Pueblo con el primer ministro chino, Li Keqiang y con el presidente, Xi Jinping.

Durante el fin de semana, participará en un foro empresarial con más de cien compañías chinas, visitará la Universidad del Pueblo, se reunirá con representantes de la compañía tecnológica Huawei -que tiene importantes inversiones en Panamá- y acudirá al ministerio de Transporte y Aviación, entre otros actos oficiales.

El lunes se trasladará a Shanghái, donde en los dos días siguientes inaugurará el consulado panameño, participará en un foro turístico y una cumbre empresarial y se reunirá con el alcalde de la ciudad, Ying Yong.