•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Honduras pidió hoy una "investigación exhaustiva" para hallar a los responsables del asesinato de cuatro miembros de la comunidad lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) en la última semana.

En un comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Honduras instó a la Secretaría de Seguridad, el Ministerio Público y sus agencias a "realizar una investigación exhaustiva" del asesinato de los cuatro personas LGTB para que estos "no queden impunes".

El gobierno hondureño indicó que lamenta "profundamente" la muerte violenta de los cuatro miembros de ese colectivo en el departamento de Cortés, norte de Honduras, en la última semana.

Una mujer transexual fue asesinada a puñaladas el pasado 12 de noviembre en la aldea San Manuel, dos días después de que otros tres miembros de esa comunidad murieran violentamente en el sector de Choloma.

El Gobierno hondureño expresó además su "más sentido pésame y solidaridad" a la comunidad LTGB y a los familiares de las cuatro víctimas.

Enfatizó su "voluntad de realizar todas aquellas acciones tendientes a la promoción y protección de sus derechos humanos y libertades fundamentales".

Honduras hizo un llamado a la población a "evitar discursos que propagan el odio y la discriminación por motivos de sexo, raza, clase, orientación sexual e identidad de género y cualquier otra lesiva a la dignidad humana, ya que la persona es el fin supremo de la sociedad y del Estado, y todos tenemos la obligación de respetarla y protegerla".

Además, reconoció "la loable labor individual y colectiva" que realizan los defensores de derechos humanos de la comunidad LGTB en Honduras.

Las autoridades hondureñas instaron a los defensores de ese colectivo a buscar ayuda en la Dirección General del Sistema de Protección cuando alguno considere que "existe un riesgo inminente" debido a la labor que desempeñan.

Por su parte, la organización Red Lésbica Cattrachas denunció en un comunicado que una treintena de personas LGTB han muerto de manera violenta este año en Honduras, lo que supone un 40,9 % más a las 22 del 2016.

Señaló que ese aumento en las muertes "surge como consecuencia de la generación de un clima de odio y de violencia" presente en las elecciones del 26 de noviembre y como resultado de los "discursos de campañas altamente fundamentalistas por parte de las y los candidatos (as) de los partidos políticos que únicamente promueven el rechazo colectivo hacia un grupo poblacional determinado".

El crimen de las cuatro personas en la última semana demuestran que "las manifestaciones de apología de odio", surgidas de las propuestas de campaña, "atentan contra las garantías fundamentales contempladas en la legislación nacional vigente y los distintos instrumentos del marco internacional de derechos humanos", añadió.

Cattrachas también instó a las autoridades hondureñas a investigar las muertes de las personas LGTB.