•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea lamentó ayer la lentitud que ha marcado la entrega de información oficial sobre los resultados de las elecciones del domingo en Honduras, aunque destacó que el procesamiento de los datos “se desarrolla con transparencia”.

La Misión “ha observado que el procesamiento de resultados se desarrolla en condiciones de transparencia y en presencia de representantes de los partidos políticos, si bien lamenta la

interrupción de la divulgación de las actas durante unas horas en la tarde del 26 de noviembre, que se reanudó finalmente en la madrugada del 27”, subraya un informe de la delegación de observadores.

La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE) hacía referencia así a que aunque las autoridades de comicios había anunciado que los primeros resultados preliminares serían difundidos unas dos horas y media después del cierre de los colegios, terminaron siendo informados mucho después.

Esos primeros resultados, los únicos difundidos hasta ahora, colocan al candidato opositor Salvador Nasralla a la cabeza con el 45.05% de los votos, seguido del presidente y aspirante a una reelección, Juan Orlando Hernández, el 40.28%.

La MOE UE considera que “una comunicación más frecuente de la evolución de los resultados, a medida que avanza el escrutinio, es no solo un derecho de la población hondureña, sino, además, un importante instrumento de transparencia”.

Según el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el magistrado David Matamoros, la demora el pasado domingo para presentar el primero y único informe oficial hasta ahora se debió a la lentitud en la llegada de las actas electorales.

Jueves, último informe

Matamoros ha ofrecido que el último informe será rendido el próximo jueves con todas las actas escrutadas.

El informe de la MOE UE señala que aunque los comicios se celebraron de manera “pacífica”, tuvo constancia de casos de violencia contra candidatos y activistas de partidos durante el proceso, que están en investigación, sin que se conozca si esos incidentes respondieron a una motivación política o de otra índole.

Añade que la MOE UE “observó tanto en la calle como en los medios de comunicación un claro predominio de la campaña del Partido Nacional (en el poder), a gran distancia del Partido Liberal y la Alianza de Oposición, revelador de una marcada desigualdad de recursos”.

“La MOE UE observó además, con bastante frecuencia, una cierta confusión entre Gobierno y Partido Nacional en la distribución de bienes o beneficios en el marco de programas sociales del Estado”.

La misión calificó como “un avance importante de la legislación electoral” la aplicación de la recién aprobada Ley de Política Limpia, que ha impuesto “techos de gasto para las campañas, límites a las aportaciones a los candidatos y reforzado la transparencia y publicidad de sus ingresos y gastos”.

“Sin embargo, la Unidad de fiscalización creada para vigilar su cumplimiento inició sus actividades tan solo tres meses antes del comienzo de la campaña electoral con serias limitaciones presupuestarias, de personal y logísticas”.

EL lento escrutinio de las elecciones del domingo en Honduras no ha permitido conocer al nuevo presidente electo del país, aunque en el primer informe del Tribunal Supremo Electoral (TSE) los votos favorecen al candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla.

Autoproclamados

Pero mientras el TSE presenta su segundo informe, el país tiene a dos presidentes autoproclamados el mismo domingo: Nasralla, y el presidente del país, Juan Orlando Hernández, quien asumió el poder en 2014 y busca reelegirse por el gobernante Partido Nacional.

Esa situación ha creado expectación y hasta incertidumbre entre muchos hondureños, porque ambos políticos siguen defendiendo su posición de que el pueblo votó por ellos.

El lunes incluso hubo marchas, concentraciones, caravanas y festejos por el triunfo de líderes y miles de activistas tanto de la Alianza de Oposición como del Partido Nacional, que gobierna desde 2010.

Denuncias de fraude

Los líderes y activistas de ambas fuerzas siguen firmes en que defenderán su triunfo en las calles, lo que según analistas locales podría generar brotes de violencia, por lo que abogan para que los candidatos de la Alianza de Oposición y el Partido Nacional acepten los resultados del organismo electoral.

La expectación sobre las elecciones ha venido creciendo desde que Nasralla y Hernández se autoproclamaron ganadores, mientras que el TSE, por primera vez, desde las elecciones generales de 1981, con el retorno de la democracia después de casi 20 años de regímenes militares, no presentó su primer informe el mismo domingo.

El mismo informe del ente electoral señala además que 7,543 Mesas Electorales Receptoras, el 41.61%, que en su mayoría serían del interior del país, no han sido escrutadas. Justo esas mesas que faltan, son las que, según los líderes del Partido Nacional, le estarían dando el triunfo al presidente Hernández. La demora del TSE en su primer informe, que no era determinante, levantó suspicacia entre los hondureños. 

Hernández insiste en su victoria pero pide paciencia 

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aspirante a la reelección, pidió este martes paciencia con el lento conteo de votos a cargo del tribunal electoral, aunque insistió en que el cómputo de su partido le da la victoria.

En su primera comparecencia pública desde la noche del domingo, cuando se proclamó vencedor de los comicios sin conocer los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Hernández defendió las manifestaciones de sus seguidores para “celebrar” su supuesto triunfo.

“Como demócratas debemos esperar el resultado oficial del conteo de cada acta que hace el tribunal electoral (...) Es importante que todo el mundo tenga paciencia, que todo el mundo sea considerado con Honduras”, declaró el mandatario desde su residencia.

El primero y único corte de votos divulgado por el TSE en la madrugada del lunes, con 57% de las actas escrutadas, otorga al aspirante Salvador Nasralla, de la Alianza Opositora Contra la Dictadura, una ventaja de cinco puntos sobre Hernández.

“Nadie puede decir que aquello es una tendencia cuando no tiene ni 60% de las actas”, declaró Hernández en la conferencia, en una sala llena de simpatizantes que lo aplaudían y vitoreaban.

“El resultado está más que claro”, declaró Hernández al insistir en su victoria, mostrando un mapa de Honduras que le asignaba a su derechista Partido Nacional (PN) la mayoría de los 18 departamentos.

Aseguró que el conteo de actas a cargo de su equipo le da al PN 62 de los 128 diputados, más que los 48 escaños que ostenta en el Congreso actual.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus