•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las elecciones del domingo en Honduras fueron un ejercicio de gran civismo democrático que se vio empañado por la lentitud en el conteo y la divulgación de los resultados que aún se desconocen, afirmaron miembros de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea y el Parlamento Europeo.

"El inicio de los comicios fue tranquilo y normal, los equipos de los centros estaban preparados para encontrar soluciones", aseguró el jefe de la Misión Observadora del Parlamento Europeo, José Inácio Faria, del Partido Popular Europeo (PPE), cuando recorría la Escuela Mixta Fuerzas Armadas del barrio Modesto Rodas en Tegucigalpa.

Faria y otros miembros de la misión, los españoles Lola Sánchez eurodiputada de Podemos, Ramón Jáuregui (socialista, del grupo S&D), y los populares (PP) Carlos Iturgaiz y Verónica Lope, se desplazaron por varios centros de votación para recoger información del proceso.

"Estamos para hacer una observación totalmente imparcial, queremos que sea lo más transparente posible y que no exista nada que nos indique que algo anómalo ocurre", indicó Faria durante una visita a los centros de votación.

Luego del cierre de las votaciones, a las 17.00 hora local (23.00 GMT), la misión parlamentaria señaló que recibieron denuncias de incidencias menores, entre ellos papeletas electorales sin el sello correspondiente, así como largas filas en los lugares de votación.

Por su parte, la jefa de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE UE), Marisa Matías, explicó a Efe que se recogieron datos sobre hechos comprobados y recomendaciones para garantizar la democracia del proceso, incluidos en un informe de misión.

En ese informe preliminar, emitido el martes pasado, Matías subrayaba que la misión lamentó la interrupción de la divulgación de actas durante varias horas, después de que concluyeron las elecciones del domingo, aunque resaltó que el proceso se llevó a cabo con transparencia.

Antes de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) emitiera su primer informe preliminar de los comicios presidenciales, los candidatos Juan Orlando Hernández, gobernante del país y candidato de oficialista Partido Nacional, y Salvador Nasralla, de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, se autoproclamaron presidente.

Al tiempo que destacó el hecho de que los comicios se desarrollaron en un clima democrático, la eurodiputada Lola Sánchez lamentó en declaraciones a Efe, que la divulgación de los resultados fuese tan lenta.

La misión de observación electoral de la UE llegó a Honduras el pasado 11 de octubre con 22 observadores de "largo plazo", al primer contingente se unieron la semana pasada otros 40 de "corto plazo".

Las misiones llevaron a cabo una larga jornada de observación y conocieron del TSE su primer informe preliminar en la madrugada del lunes, el cual daba una ventaja a Nasralla sobre sus principales contendientes: el presidente del país, Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, y Luis Zelaya, del Partido Liberal.

Hasta el momento la ventaja la mantiene Nasralla, que encabeza los resultados de las elecciones con un 42,63 % de los votos, mientras que Hernández, se ubica segundo con el 41,66 %, escrutado el 75,39 % de mesas electorales receptoras (13.667) en Honduras, donde no hay segunda vuelta electoral y gana el aspirante que obtenga más votos.

Más de 6 millones de hondureños estaban convocados a las urnas para elegir al nuevo presidente, cuyo nombre será dado a conocer oficialmente este jueves, según previsiones del TSE.

Las elecciones de Honduras fueron las más observadas en la joven democracia del país, que se remonta a 1980, cuando una Asamblea Nacional Constituyente convocó a elecciones en 1981, después de casi 20 años de regímenes militares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus