•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los hondureños aguardaban con expectación el miércoles el desenlace del conteo de votos de las elecciones del domingo, mientras el opositor Salvador Nasralla veía desvanecerse la ventaja que mantenía sobre el presidente Juan Orlando Hernández, en medio de renovados temores de fraude.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), que desde el martes venía subiendo los datos del escrutinio en su sitio web, dejó de actualizar la página desde la mañana de este miércoles.

El último reporte fue poco antes de las 10H00 locales (16H00 GMT) con 76,72% de las mesas de votación computadas, que daban a Nasralla una leve ventaja de menos de un punto sobre Hernández.

Nasralla, aspirante de la izquierdista Alianza Opositora Contra la Dictadura y popular presentador de televisión de 64 años, tenía 42,68% de los votos frente a 41,71% de Hernández, de 49 años, postulado a una polémica reelección por el derechista Partido Nacional (PN).

La ventaja se ha ido achicando desde el primer informe divulgado por el TSE en la madrugada del lunes, 10 horas después del cierre de urnas, cuando Nasralla mantenía cinco puntos de ventaja sobre Hernández.

Recién el martes en la tarde el TSE comenzó a actualizar su página web con el avance de los resultados, algo que reclamaron los observadores tanto locales como internacionales.

El representante de la alianza de Nasralla en el conteo de votos, Rasel Tomé, reclamó que el conteo de votos comenzó a actualizarse el martes cada siete minutos, pero se paralizó el miércoles antes de las 10 de la mañana (16H00 GMT) sin nuevos datos por más de tres horas, lo que a su juicio sugiere un intento de alterar actas.

"Tenemos el 100% de las actas y también los observadores internacionales, Nasralla es el ganador", aseguró Tomé.

El lento escrutinio genera incertidumbre entre los hondureños: muchos se preguntan por qué, tres días después de los comicios, siguen sin saber quién gobernará al país por los próximos cuatro años.

"El pueblo está preocupado porque no han dado un ganador, cualquiera que sea, porque ninguno va a arreglar el país", lamentó José Rosendo Rosales en el parque Las Mercés, frente a la sede del Congreso.

"En otras elecciones a esta fecha ya sabíamos quién era el ganador, esta vez no. ¿Estarán tramando algo?", cuestionó.

Indignado con el estrechamiento de su ventaja, Nasralla reflotó sospechas de que los resultados de las elecciones están siendo alterados para favorecer al actual presidente y arrebatarle su triunfo.

"Invito al pueblo hondureño a que defendamos en la calle lo que ganamos en las urnas", escribió Nasralla en su cuenta de Twitter, al convocar a manifestarse este miércoles en la capital.

Su principal soporte político, el expresidente Manuel Zelaya, derrocado en 2009, se hizo eco de su llamado y escribió en la red social: "los que perdieron están modificando las actas, van a declarar ganador a JOH (Juan Orlando Hernández) y robar el triunfo".

 Credibilidad 

Entre tanto, el presidente Hondureño habló el martes en su casa rodeado de simpatizantes, para pedir paciencia con los resultados del TSE, aunque insistió en que el resultado final lo favorecería.

"Como demócratas debemos esperar el resultado oficial del conteo de cada acta que hace el tribunal electoral (...). Es importante que todo el mundo tenga paciencia, que todo el mundo sea considerado con Honduras", declaró el mandatario.

Hernández se postuló para un segundo mandato amparado en un polémico fallo del tribunal constitucional, pese a que la carta magna hondureña prohíbe la reelección.

En una entrevista con AFP, Nasralla insistió el martes en que hay indicios de que el TSE "está fabricando" nuevas actas para cambiar el resultado en favor de Hernández.

Al respecto, la socióloga Mirna Flores, de la Universidad Nacional, advirtió que el proceso electoral generó un descrédito para las instituciones que permitieron la candidatura de Hernández.

"En este país los ciudadanos estamos dejando de creer en las instituciones: una Corte Suprema de Justicia aprueba la reelección, un Tribunal Supremo Electoral acepta la inscripción de un presidente cuando es ilegal y ahora esta institución no tiene legitimidad ante muchos ciudadanos porque creen que se está tramando un fraude electoral", dijo Sosa a la AFP.

En medio de la incertidumbre, el magistrado del TSE Marco Ramiro Lobo dijo a la AFP que el sistema está diseñado para garantizar la transparencia, porque todos los partidos y las delegaciones de observadores locales e internacionales tienen copia de las actas con las que pueden verificar los resultados finales de los comicios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus