•   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La oposición de izquierda de Honduras intentaba ayer lograr un acuerdo con el Tribunal Electoral para acelerar el lento escrutinio de las elecciones del domingo 26, mientras un toque de queda decretado por el Gobierno contuvo las protestas.

El gobierno de Juan Orlando Hernández, quien encabeza el cómputo oficial por estrecho margen tras postularse a una cuestionada reelección, impuso el viernes pasado el estado de sitio, con toque de queda nocturno durante 10 días, lo que obligó a los manifestantes a replegarse para evitar ser detenidos.

De acuerdo con medios de comunicación de Honduras, las protestas contra el “fraude” dejaron unos siete muertos. Una joven identificada como Kimberly Dayana Foseca (19) murió, según su padre, Carlos Fonseca, a manos de policías militares que atacaron a un grupo de manifestantes cuando buscaba a un tío en la colonia Villanueva, este de la capital.

Empresarios piden resultados

El principal gremio empresarial de Honduras exigió ayer al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que emita los resultados definitivos de las elecciones celebradas el pasado domingo garantizando la transparencia y pidió ayuda a los observadores internacionales  para concluir el proceso de forma rápida.

“Enérgicamente exigimos al Tribunal Supremo Electoral que brinde los resultados del proceso electoral del pasado domingo, incluyendo los datos del escrutinio especial de actas que deban ser procesadas por inconsistencias, garantizando los principios de legalidad y transparencia del proceso”, dijo el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Luis Larach, en rueda de prensa.

Además urgió al TSE “oficializar datos finales al pueblo hondureño con la urgencia del caso para la tranquilidad y seguridad de la población”.

El Cohep hizo un llamamiento al presidente actual y candidato a reelección, Juan Orlando Hernández, y al aspirante opositor, Salvador Nasralla, a que “reconozcan los resultados finales oficializados por el TSE (y) garantizados por la comunidad internacional”.

Larach indicó que los empresarios hondureños han solicitado a los observadores internacionales que “ayuden a finalizar el proceso electoral lo más pronto posible”.

También piden a los partidos políticos que realicen “un llamado enérgico a sus seguidores y a la población en general a mantener la calma y respetar la voz del pueblo hondureño derivada del derecho político de sufragio”, agregó el Ejecutivo del Cohep. 

Lamentó el “grave e irreparable daño” ocasionado a pequeñas y grandes empresas y negocios durante las protestas de grupos que denuncian un supuesto fraude contra el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura.

Larach señaló que “la ola de violencia y vandalismo ha vulnerado el derecho constitucional de la propiedad privada y el derecho al trabajo”, pues en los últimos días se han perdido miles de empleos que ni el TSE ni los partidos políticos “podrán reponer a corto plazo”.

“Las pérdidas son incuantificables a la fecha, pero sí podemos decirles que se han perdido muchos empleos, mucha infraestructura, es un daño económico irreversible que no lo vamos a recuperar en el corto plazo”, subrayó.

Sobre el estado de excepción decretado la medianoche del viernes por el Poder Ejecutivo, Larach dijo que “fue necesario” para “restablecer el orden”. El estado de excepción regirá durante 10 días y restringe la movilización de personas y rige de las 18:00 a las 06:00 horas.

TSE no precisa fecha de escrutinio

El magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral de Honduras, David Matamoros, señaló ayer no poder precisar cuándo se iniciará el escrutinio especial de más de un millar de actas de los comicios del domingo y que esto dependerá de que la Alianza de Oposición nombre a sus representantes.

“Vamos a buscar todos los mecanismos para que todos los partidos tengan las garantías del proceso, sabemos que el Partido Nacional tiene sus observadores listos. Sin embargo, no les puedo dar un plazo, pero sí les puedo garantizar que aquí vamos a seguir, vamos a seguir esperando”, subrayó Matamoros en una rueda de prensa.

El escrutinio estaba previsto que iniciara hacia las 9:00 hora local (15:00 GMT), tras ser pospuesto anoche por la falta de los representantes de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que postuló a Salvador Nasralla, un presentador de televisión de 64 años.

El TSE tiene “el equipo listo y las actas preparadas”, señaló Matamoros, quien afirmó que el órgano electoral seguirá “esperando” a la Alianza de Oposición que exige el recuento de más de 5,000 actas y ha denunciado un supuesto “fraude” contra su candidato del que señala al gobernante Partido Nacional.

Nasralla insiste en repetir elecciones 

El candidato de la Alianza de Oposición Salvador Nasralla propuso ayer al gobierno de Honduras una repetición de los comicios del pasado domingo a nivel presidencial por irregularidades en el recuento de los votos.

“Le sugeriría al Gobierno que mejor repita la elección presidencial, con calma y que se retome todo a la normalidad”, dijo Nasralla en declaraciones a medios de prensa del país.
En Honduras no hay segunda vuelta y gana el aspirante que obtenga más votos. Nasralla, un presentador de televisión de origen libanés de 64 años, ha denunciado que en Honduras se está fraguando un fraude para robarle el triunfo de las elecciones del domingo pasado, de las que se autoproclamó ganador al igual que el presidente actual y candidato a la reelección, Juan Orlando Hernández.

La capital, Tegucigalpa, amaneció el sábado sucia con restos de barricadas, piedras que los manifestantes lanzaron a la policía y paredes con leyendas pintadas con: “Fuera JOH” y “JOH fraudulento”, por las iniciales del presidente.

“Fuera el dictador” y “Cuatro años más jamás”, se leía en algunas paredes, al término del toque de queda de 12 horas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus