Secciones
Multimedia

Guatemalteca es designada presidenta de Academia Regional Anticorrupción

Foto por: CORTESÍA / END

Presidenta de la junta directiva de la Academia Regional Anticorrupción para Centroamérica y el Caribe (ARAC), Thelma Aldana.

Thelma Aldana, quien lideró el proceso que acabó con la detención por un caso de corrupción del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina.

La fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, fue nombrada hoy presidenta de la junta directiva de la Academia Regional Anticorrupción para Centroamérica y el Caribe (ARAC), una institución amparada por la ONU que busca crear una cultura cero contra la corrupción.

"Me parece que ha habido mucha tolerancia de la población, de complacencia, de indiferencia. En la medida en que la población se involucre puede exigir de sus autoridades un ejercicio del cargo de manera transparente", indicó la jurista guatemalteca durante el acto de presentación de la primera junta directiva de la ARAC en Panamá.

Aldana, quien lideró el proceso que acabó con la detención por un caso de corrupción del expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina, presidirá hasta 2020 el órgano directivo de esta institución y trabajará junto a otros 4 miembros del sector privado, el sector público y la academia.

La junta directiva de la academia la completan el empresario del sector alimentario Daniel Funes, el profesor de la Washington and Lee University Thomas Speedy, el especialista de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) Dimitri Vlassis y la directora de la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información de Panamá, Angélica Maytín.

Esta es la primera junta directiva de la ARAC, cuya sede se encuentra en la capital panameña, ya que hasta ahora funcionaba exclusivamente al amparo de la ONU. La nueva dirección se reunirá una vez al año para fijar un plan de trabajo y organizar campañas.

"Lo que queremos hacer con esta academia es preparar no solo a los funcionarios judiciales, sino también a los periodistas y a toda la sociedad civil. La lucha contra el VIH/SID tomó muchos años, se tardó mucho tiempo en concienciar a la sociedad de la importancia de la prevención. En temas de corrupción es lo mismo", indicó por su parte Maytín.

Desde su inauguración en 2012, la academia ha impartido cursos a más de 7.000 personas y sus campañas anticorrupción han llegado a más de 110.000 ciudadanos, según datos oficiales.

"La academia necesitaba subirse a otro nivel, al nivel de una institución continental y para ello era necesario tener una junta directiva compuesta por reconocidas personalidades internacionales", apuntó el representante para Centroamérica y el Caribe de UNODC, Amado Philip de Andrés.