•   San salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las trabajadoras sexuales de El Salvador, en su gran mayoría no denuncian la violencia que sufren a manos de las fuerzas de seguridad por miedo a represalias, según un informe del Movimiento de Mujeres Orquídeas del Mar publicado este martes.

"Solo el 10% de las Mujeres Trabajadoras del Sexo realizan y dan continuidad a las denuncias sobre situaciones de violencia institucional, el 90% que no denuncia señala entre otras razones fundamentales, el miedo a represalias y la falta de confianza en el sistema de justicia", señaló la agrupación.

El Informe Sobre Violencia Institucional hacia Trabajadoras Sexuales 2017, consigna que un 27% de las mujeres indica que el trato de las fuerzas de seguridad fue con "violencia verbal" y 20% con "violencia física".

El estudio realizado entre mayo y setiembre con 417 trabajadoras del sexo en calles y lugares cerrados, estableció que 70% de las mujeres indicó que las requisas las hacen agentes policiales masculinos y no mujeres, como establecen los protocolos.

Además, las encuestadas en su totalidad señalan haber estado expuestas a "alguna de las situaciones de violencia a mano de las fuerzas de seguridad del Estado, en particular resaltan los tratos degradantes y violencia verbal y psicológica".

Las consultadas también consignaron el lenguaje inapropiado que utilizan los miembros de las fuerzas de seguridad, ya que 26% dijo que fueron tratadas de "putas", a 14% de ellas las amenazaron verbalmente y a 4% se les exigió el pago de soborno o "servicio sexual gratuito".

"En El Salvador, las fuerzas de seguridad vulneran el derecho a la integridad, la vida, la libre movilidad, la privacidad y el respeto de las trabajadoras sexuales, así como su derecho al trabajo y la recreación en espacios públicos", dice el estudio entre sus conclusiones.

En El Salvador existen 44.000 trabajadoras del sexo, según un censo de Orquídeas del Mar.