•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos dijo el martes seguir "muy de cerca" la crisis desatada por la disputada elección presidencial en Honduras, donde el gobierno decretó el estado de sitio en medio de protestas por sospechas de fraude.

"Estamos monitoreando esa situación muy de cerca", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

"Instamos a todos los actores a ejercer sus derechos pacíficamente y pedimos una decisión transparente, imparcial y oportuna de los resultados de las elecciones", añadió Nauert en rueda de prensa, al destacar el "continuo apoyo" de Washington a las misiones internacionales de observación electoral en el país centroamericano.

Honduras votó el 26 de noviembre, pero aún desconoce quién gobernará el país por los próximos cuatro años. Esto generó un nuevo estallido de agitación política tras el golpe de Estado que derrocó al expresidente Manuel Zelaya en 2009.

Las supuestas irregularidades para favorecer al presidente de derecha Juan Orlando Hernández frente al izquierdista Salvador Nasralla, apoyado por Zelaya, han desatado multitudinarias manifestaciones, algunas violentas, que según las autoridades, dejan tres muertos (una joven de 19 años y dos policías).

El martes, organizaciones civiles hondureñas convocadas en Washington por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) denunciaron la muerte de 11 manifestantes a manos de la policía y más de 50 heridos en "un país altamente militarizado".

"Todos esos asesinatos son producidos por la policía militar", dijo Bertha Oliva, coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), en teleconferencia desde Tegucigalpa.

"Demandamos a las autoridades de Estados Unidos que no reconozcan al gobierno reeleccionista", añadió, y cuestionó la reciente certificación de Washington a Honduras. "Nos preocupa que Estados Unidos crea que se respetan los derechos humanos", dijo.

La ayuda económica estadounidense a Honduras depende de que el Departamento de Estado avale anualmente el "progreso" en 12 áreas, entre ellas el combate de la corrupción y la impunidad, la reducción de la violencia y la protección de los derechos humanos.

"Confirmamos que Honduras cumplió con los criterios especificados en la legislación", aseguró Nauert el martes.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo a AFP bajo condición de anonimato que el documento enviado al Congreso el 30 de noviembre fue resultado de deliberaciones de varios meses, "en un marco de tiempo que no estaba relacionado con las elecciones hondureñas".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus