•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal de El Salvador instaló hoy una audiencia especial para revisar la condena de 30 años de prisión que recibió en 2008 Teodora Vázquez por homicidio agravado, cometido al supuestamente al abortar en 2007, en la que su defensa presentará nuevas pruebas.

En la audiencia, iniciada cerca del mediodía a pesar de que estaba programada para las 11.00 hora local (17.00 GMT), el abogado de Vázquez, Víctor Mata, ofreció a los tres jueces del tribunal colegiado el testimonio de dos peritos forenses.

Aseguró que los documentos respaldarán lo establecido en la autopsia practicada al neonato, que establece que falleció por "asfixia perinatal" y que la muerte no fue causada por la madre.

Con los informes de los expertos -uno de El Salvador y otro de Guatemala- también tratarán de desvirtuar la opinión del forense que, pese a que no lo estableció en la autopsia, sostuvo durante el juicio que fue un "infanticidio".

"La asfixia perinatal es un fenómeno natural, totalmente comprobado por la ciencia médica y forense (...) y frente a un hecho natural no hay responsabilidad penal", sostuvo Mata, quien pidió a los jueces "reparar este error" que cometieron al condenar a Vázquez.

Añadió que "si el tribunal se hubiera decantado por la prueba científica, ella no hubiera pasado 10 años en la cárcel" y lamentó que en el juicio de 2008 "desgraciadamente optó por lo que dijo el forense 6 meses después (en el juicio) y que nadie sabe por qué lo dijo".

Tras escuchar los alegatos iniciales de la defensa los tres jueces decretaron una pausa hasta el miércoles 13 de diciembre para que la fiscal del caso pueda "conocer" el proceso, dado que fue nombrada apenas este jueves.

Vázquez, según el relato de organizaciones sociales que la respaldan, "experimentó una emergencia obstétrica" en julio de 2007 y, tras llamar en varias ocasiones al sistema de emergencias público sin recibir respuesta, tuvo un parto "extrahospitalario en los baños" de la escuela en la que trabajaba.

En el junio de 2016, miembros de Amnistía Internacional (AI) se reunieron con el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, y le presentaron 250.000 firmas "exigiendo la libertad para Teodora".

El Salvador, Chile, Nicaragua, Honduras, Haití, Surinam, Andorra y Malta son los únicos países del mundo que mantienen una prohibición absoluta del aborto.

En octubre de 2016, el oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) propuso al Congreso la despenalización del aborto en los casos en que exista violación, riesgo de muerte de la madre o inviabilidad fetal, contrario a la oposición, que ha pedido incrementar las penas hasta los 50 años de prisión.

En el país centroamericano unas 30 mujeres, al no poder ser acusadas de abortar, fueron condenadas a penas de entre 30 y 12 años de prisión por delitos como homicidio agravado, según datos de las organizaciones.