•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El aprovechamiento de las partes descartables del pescado como alimento para animales o fertilizantes centró un taller, celebrado esta semana en Panamá, en el que fueron capacitados técnicos y académicos de los países de Mesoamérica, informó hoy la FAO.

Se trató de un taller teórico- práctico sobre producción y utilización del ensilado de pescado, que ofreció técnicas para transformar las partes del pescado no destinadas a consumo humano en una mezcla altamente nutricional y fácilmente digerible por otros animales.

La técnica del ensilado permite además la conservación y almacenaje del producto resultante a temperatura ambiente durante varios meses, sin que se pierda la calidad nutricional, dijo el organismo mundial.

"El uso de la tecnología del ensilado de pescado a pequeña escala no requiere de equipos sofisticados ni onerosos, y permite su transformación y preservación como un valioso insumo para la acuicultura, la producción de aves o ganado y como fertilizante natural en los cultivos", explicó el Oficial de Pesca y Acuicultura de la FAO para Mesoamérica, Jogeir Toppe.

En un comunicado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que tiene su sede regional en Panamá, destacó que el producto resultante del ensilado de pescado puede reducir costos de la alimentación animal.

"Los recursos naturales son limitados y es importante aprovecharlos. Los desechos de pescado tiene prácticamente las mismas proteínas, minerales y vitaminas que pueden servir para hacer un alimento de uso animal de bajo costo", afirmó el director de proyectos de Infopesca.

Infopesca es una organización intergubernamental latinoamericana enfocada en todos los aspectos del desarrollo pesquero y acuícola a través de abordaje de proyectos de producción, industrialización y comercialización de los productos pesqueros y acuícolas.

FAO indicó que el ensilado de pescado también es beneficioso para la salud animal por la provisión de nutrientes y componentes bioactivos.

Añadió que recientes investigaciones han demostrado que el ácido orgánico en el ensilado también tiene propiedades antibacterianas que fortalecen la resistencia animal frente a enfermedades, lo cual puede contribuir a la reducción del uso de antibióticos no terapéuticos.

El taller sobre el ensilado de pescado contó con el apoyo de la FAO, de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, Infopesca y la Universidad Marítima Internacional de Panamá.