•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Honduras decidió hoy reducir a cinco, de 18 que tiene el país, los departamentos en los que sigue en vigor el estado de excepción decretado el día 1 por la crisis generada por la denuncia opositora de una supuesto fraude en los comicios del 26 de noviembre.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad indicó que en Consejo de Defensa y Seguridad se determinó suspender el "toque de queda" en los departamentos de Francisco Morazán, donde se localiza Tegucigalpa; y La Paz, así como en las ciudades de San Pedro Sula y Tela, norte y Caribe del país.

En otros once departamentos el "estado de queda" fue suspendido entre este jueves y el domingo pasado, según la información. Las autoridades de seguridad señalan que los departamentos de Yoro, Colón, Atlántida, Comayagua y Cortés el estado de excepción, que restringe la circulación de personas, se mantiene de las 22:00 a las 05:00 hora local (de las 04.00 a las 11.00 GMT).

La medida, que se estima sea suspendida totalmente el próximo domingo, inició el 1 de diciembre con 'un toque de queda' nocturno de doce horas que después pasó a ser de nueve y ahora de siete horas.

El estado de excepción fue decretado para frenar la violencia desatada en las calles por un presunto fraude en las elecciones generales del 26 de noviembre que alega el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla.

El mismo día de las elecciones, Nasralla, y el candidato del gobernante Partido Nacional y presidente del país, Juan Orlando Hernández, se declararon presidente electo sin que antes se conociera el primer informe oficial del Tribunal Supremo Electoral. Hernández, con el 100 % de las mesas electorales procesadas, obtiene el 42,98 % de los votos, frente al 41,38 % de Nasralla, que con anticipación dijo que no aceptará los resultados.

Nasralla dijo este viernes que si el TSE proclama ganador de los comicios a Hernández, algo que todavía no puede hacer por ley, el país se volverá "ingobernable".

Además, criticó a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la encargada de negocios de la Embajada de EE.UU. en Tegucigalpa, Heide Fulton, por vigilar el recuento especial de más de 4.700 actas de votación, que comenzó anoche, y que son las que la Alianza de Oposición ha señalado no se transmitieron por internet el día de las elecciones.