•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un crucero de National Geographic y la empresa Lindblad Expeditions, con capacidad para 100 pasajeros, comenzó sus visitas al Pacífico sur de Costa Rica, una de las zonas con más riqueza natural del país, en busca de experiencias únicas, informaron sus promotores.

El crucero estuvo esta semana en Puerto Jiménez, en la Península de Osa, provincia de Puntarenas (sur) y se prevé que durante diciembre haga tres viajes más al sitio, a lo que se sumarán cinco visitas en enero y una en marzo próximo, detalló la Fundación Costa Rica Estados Unidos para la Cooperación (CRUSA).

El objetivo de atraer este crucero a la Península de Osa es promover la zona como un destino turístico internacional por su biodiversidad y belleza escénica, pero sobre todo por la riqueza cultural de su gente, que pueden apreciarse en una ruta conocida como Caminos de Osa.

"La llegada de este crucero responde a un arduo trabajo para consolidar a Caminos de Osa como un destino turístico de calidad internacional y viene a potenciar la generación de fuentes de empleo en una zona, que si bien, tiene una enorme biodiversidad, también presenta los índices de desarrollo social más bajos del país", declaró en un comunicado manifestó la delegada Ejecutiva de CRUSA, Michelle Coffey.

Caminos de Osa es un proyecto desarrollado por la Fundación CRUSA, el Banco Interamericano de Desarrollo y el programa gubernamental Tejiendo Desarrollo con el fin de promover el fortalecimiento de emprendimientos turísticos para que ofrezcan un producto de alta calidad, incluyendo una oferta gastronómica propia de la zona.

La directora de Desarrollo de Expediciones para Norteamérica y Centroamérica de Lindblad Expeditions, Michelle Graves, comentó que en Osa han encontrado el atractivo "perfecto", ya que se trata de un sitio donde se hace turismo y agricultura sostenibles.

"Nos interesamos en buscar cosas nuevas e interesantes y que permitan apoyar a las comunidades locales, buscamos conexiones reales y experiencias auténticas para nuestros invitados", afirmó.

Caminos de Osa ofrece tres senderos de turismo rural comunitario a lo largo de la reserva Golfo Dulce: El Camino del Oro, El Camino de la Selva y El Camino del Agua, que le permiten al turista aprender desde cómo se cultiva el palmito y cómo se procesa la caña de azúcar, hasta cómo trabajaban los oreros (mineros de oro) años atrás en la zona.

"La llegada de estos cruceros es sumamente importante porque viene a consolidar los esfuerzos de la comunidad, de CRUSA y de otras instituciones, que se han unido para mejorar las capacidades de los emprendedores turísticos de manera que puedan ofrecer un producto de calidad mundial", manifestó el representante de la Asociación Caminos de Osa, José Pablo Marín.