•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Fuerzas de seguridad desalojaron este lunes a manifestantes que bloqueaban varias avenidas y carreteras en Honduras en protesta por el supuesto fraude de las elecciones del 26 de noviembre y reclamar la victoria del candidato opositor Salvador Nasralla.

Grupos de simpatizantes de la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura se transportaban en vehículos por la capital con neumáticos a los que prendían fuego con gasolina, para provocar bloqueos en numerosas avenidas y accesos la ciudad.

Militares y policías fueron desplazados a apagar los fuegos con extinguidores para habilitar el paso de vehículos.

En otras zonas del país, los simpatizantes de la alianza mantuvieron bloqueos pese a la presencia e contingentes policiales y militares, para protestar por los resultados que divulgó el Tribunal Supremo Electoral (TSE) a favor de la reelección del presidente Juan Orlando Hernández.

"El pueblo está defendiendo la voluntad popular: las elecciones las ganó Nasralla pero (los magistrados del TSE) quieren declarar ganador al ilegal candidato Juan Orlando Hernández", dijo a la AFP el diputado opositor Jari Dixon, durante la toma de una carretera en Villanueva, salida al este de la capital.

Indicó que las tomas de carreteras se extendieron en los departamentos norteños de Cortés, Yoro, Atlántida y Colón, así como Santa Bárbara en el oeste, y Choluteca y Valle, en el sur.

Lamentó que en el departamento de Choluteca, militares dispararon a un vehículo de un canal de televisión, sin que se registraran víctimas.

La semana pasada, varios cuerpos policiales paralizaron labores un día por negarse a reprimir las manifestaciones para evitar baños de sangre.

La organización humanitaria Amnistía Internacional advirtió que al menos 14 personas han muerto en Honduras por la represión a las manifestaciones desatadas desde las elecciones del 26 de noviembre.

Los simpatizantes de Nasralla, un popular presentador de televisión de 64 años, reclaman la victoria alegando que el TSE hizo fraude para favorecer la reelección de Hernández, de 49 años.

Nasralla apareció en el primer informe del TSE cinco puntos arriba del presidente, postulado por el derechista Partido Nacional (PN) con 57% de los votos contados pero luego de intermitentes interrupciones en el sistema de cómputo, cambió la tendencia hasta poner a ganar a Hernández.

La alianza opositora sometió al TSE una impugnación a la votación y al conteo de votos por considerar que hubo numerosas anomalías que alteraron el resultado.