•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Honduras entregaron hoy en extradición a Estados Unidos al hondureño Arnulfo Fagot Máximo, reclamado por la Justicia de ese país por cargos de tráfico de drogas, informó a Efe una fuente oficial.

La entrega del supuesto narcotraficante se produjo en Tegucigalpa bajo una rigurosa operación de seguridad y sin acceso a la prensa y fue confirmada por el portavoz de la Policía Nacional de Honduras, Jair Meza, sin precisar más detalles.

El delito consignado por las autoridades de EE.UU. contra Máximo, de 38 años, es "conspiración para distribuir al menos cinco kilogramos de cocaína con el conocimiento y la intención de que la misma sería ingresada a Estados Unidos", según las autoridades hondureñas.

Máximo estaba recluido en una cárcel en Tegucigalpa y su extradición fue autorizada el pasado 10 de noviembre por la Corte Suprema de Justicia del país centroamericano.

Según la prensa hondureña, el detenido forma parte del grupo narcotraficante "Montes Bobadilla", cuya principal figura era Alex Adán Montes Bobadilla.

Montes Bobadilla fue detenido por la Policía hondureña en 2003 con 432 kilos de cocaína, pero fue liberado en enero de 2004 por sicarios que lo sacaron de una casa donde cumplía un arresto domiciliario en Colón.

En enero de 2007 fue detenido en Colombia, cuyas autoridades lo entregaron días después a las de Honduras, donde fue encarcelado nuevamente, pero seis años después, en 2013, fue puesto en libertad por la jueza Mariela Fonseca, al parecer, por una enfermedad que este padecía y por la que habría muerto en noviembre de 2014.

Alex Adán era hermano de Noé Montes Bobadilla, quien fue extraditado a finales de septiembre pasado a Estados Unidos por cargos de tráfico de drogas.

Estados Unidos también ha pedido este año a Honduras la extradición de Roberto de Jesús Soto García, otro presunto narcotraficante hondureño que está detenido en Tegucigalpa a la espera de que el Supremo del país autorice su extradición.

Soto estaría ligado a sobrinos políticos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, detenidos en Haití en 2015 por presunta conspiración para llevar 800 kilos de cocaína al país del norte.

En 2015, Soto habría facilitado la llegada a la isla de Roatán, en el Caribe hondureño, de los sobrinos políticos de Maduro Efraín Campos y Francisco Flores, quienes habrían partido de Venezuela con un cargamento de 800 kilos de cocaína que intentaban ingresar a Estados Unidos.

Soto supuestamente acordó con los sobrinos políticos de Maduro recibir la droga en el aeropuerto de la isla de Roatán, según lo que ha trascendido en Honduras.

Los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela están presos en Nueva York y su condena se conocerá esta semana.

Una reforma constitucional aprobada en 2012 habilitó la extradición de hondureños a solicitud de otros países y desde 2014 17 nacionales, incluido Máximo, han sido entregados a Estados Unidos bajo esa figura por narcotráfico.