•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El candidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata), Antonio Álvarez Desanti, presentó hoy su plan de Gobierno con miras a las elecciones del próximo 4 de febrero en Costa Rica, basado en ejes como el crecimiento económico y la lucha contra la corrupción.

"Quiero reiterar el compromiso de que la próxima administración será la del crecimiento económico inclusivo y que promoverá una sociedad que luchará por eliminar la pobreza y por una mejor calidad de vida para el mayor número de personas", afirmó Álvarez en un acto frente a un grupo de simpatizantes y su equipo de trabajo.

El plan del candidato establece como áreas estratégicas: los derechos humanos, el crecimiento económico de la mano con el ambiente, tecnología, seguridad y lucha contra la corrupción, desarrollo humano, finanza públicas y el empleo.

"Promovemos un gran crecimiento económico con el sector privado generando más negocios, más empleos a la par del respeto al ambiente", afirmó Álvarez Desanti.

El candidato dijo que acercará al sector privado con el estatal Instituto Nacional de Aprendizaje, para que los estudiantes de carreras técnicas se acoplen a las necesidades del mercado laboral y encuentren trabajo.

Como otra forma de generar empleo, Álvarez prometió intensificar la construcción de obra pública como carreteras, un tren metropolitano y otras obras a escala pequeña que además ayudarán a descongestionar las vías del tráfico.

La promesa de Álvarez es crear 150.000 empleos en los cuatro años del periodo presidencial 2018-2022.

Sobre las finanzas públicas, el candidato prometió "una economía con finanzas sanas y un déficit manejable", para lo cual aseguró que el dinero "se gastará bien y mucho en programa sociales de lucha contra la pobreza e infraestructura".

Otras propuestas son potenciar el Gobierno digital para "combatir la corrupción y aumentar la eficiencia" en las instituciones del Estado.

"No podemos permitir que se asocie al gobierno y la política con la corrupción. Tenemos que dignificar la política con un gobierno basado en la ética", aseveró el aspirante presidencial del PLN, el partido más tradicional de Costa Rica.

Otras promesas de Álvarez son entregar 50.000 casas para familias pobres, facilitar el acceso al crédito para vivienda a los jóvenes y clase media, profesionalizar a los maestros de primaria y secundaria, y ampliar los alcances de las becas escolares.

Álvarez, considerado un hombre cercano al expresidente y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, es la ficha del PLN para regresar al poder tras haber perdido Johnny Araya las elecciones anteriores contra Luis Guillermo Solís, con quien el Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda) llegó al Gobierno por primera vez en la historia.

Según las encuestas, Álvarez, exdiputado y empresario, se encuentra en los primeros lugares de intención de voto junto al abogado y exministro de Seguridad, Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional, y el exmagistrado Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana.

Posteriormente aparecen los restantes nueve candidatos de diversos partidos.

El próximo 4 de febrero más de tres millones de costarricense están llamados a las urnas para elegir al presidente y los 57 diputados para el periodo 2018-200.