•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) afirmó hoy que en 2017 el país fue poco competitivo y que no avanzó en materia de crecimiento económico y dinamismo del mercado interno.

"Para este año no tenemos ni buenas ni malas noticias en materia de puestos de empleo; el decrecimiento de la actividad económica no generó desempleo, pero no se logró consolidar ninguna condición para crearlos", dijo en una conferencia de prensa el presidente de Cacia, José Manuel Hernando.

Según los datos de la Cámara, el Índice Mensual de Actividad de Manufactura (IMAM) de la industria alimentaria presentó al pasado mes de septiembre una variación interanual de 1,26 %, con un crecimiento medio negativo en el año de -0,07 %.

La organización calificó como positivo el crecimiento del 5,9 % de las exportaciones del sector en lo que va de 2017, pero afirmó que esto no fue suficiente para crear empleos ante la desaceleración del mercado interno.

Según Hernando, las tarifas de gas licuado y de los combustibles afectaron las posibilidades de crecimiento de la industria alimentaria, así como el "desgaste" en la discusión nacional de una reforma al impuesto de ventas para crear el impuesto al valor agregado, que el gobierno ha impulsado sin éxito.

"Señalamos la situación como indignante, especialmente cuando Costa Rica mantiene los hidrocarburos más caros de la región, siendo una diferencia que tiende a ensancharse con el paso de los años", aseguró el presidente de Cacia.

Según el empresario, la gasolina en Costa Rica es 23,7 % más cara que en el resto de países centroamericanos.

Otro punto señalado por la Cámara es la inseguridad, que de acuerdo con sus cifras, ha generado pérdidas por al menos 33.000 millones de colones (58 millones de dólares) a causa del robo de 231 contenedores entre los años 2016 y 2017.

El empleo informal, la burocracia y el exceso de trámites para hacer negocios es otra de las preocupaciones de Cacia, para lo cual urge una estrategia para facilitar el registros de alimentos, permisos de exportación, trámites de importación de materias primas de origen animal y vegetal, entre otros.

El 46 % de las exportaciones del sector se dirigen a Centroamérica, por lo que la Cámara ve urgente la facilitación del comercio con la región siguen en asuntos como la eficiencia en pasos fronterizos, en las aduanas, y la administración eficiente de reglamentos técnicos.