•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se despidió hoy de su hermana Hilda, fallecida el sábado en un accidente de un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) junto a otras cinco personas, a quien definió como una "guerrera de mucho temple". "Le doy gracias a Dios por haberme dado esa hermana, un ser humano incansable, una guerrera de mucho temple.

La vida que llevó le dio muchos retos y se formó su carácter, pero abría su corazón a los demás y hacía las cosas en las que creía", enfatizó Hernández. Acompañado de su madre, Elvira Alvarado; su esposa Ana García, y otros miembros de su familia, Hernández se despidió de su hermana en las honras oficiadas en la Basílica Menor de Suyapa, en Tegucigalpa, hasta donde llegaron amigos, correligionarios y el expresidente Carlos Flores, entre otros, a expresarle sus condolencias. "A todos los acompañantes de Hilda, a toda su familia y la nuestra, a las amistades de los que iban viajando juntos mis más sinceras muestras de pesar", expresó el mandatario al referirse además a las otras cinco personas fallecidas en el accidente del helicóptero en la región central de Honduras, cercana a Tegucigalpa.

Añadió que "todos andamos en la vida con nuestro afán de hacer que las cosas ocurran, pero por ratos nos olvidamos también que tenemos una familia cercana; Hilda tuvo ese gran don, que a pesar de que tuviera tantas ocupaciones, nunca olvidaba a sus sobrinos, sus hijos, a todos nosotros".

"No te vamos a defraudar, hoy en la familia estamos golpeados, pero también tenemos que honrar a Hilda", expresó Hernández, quien el domingo fue declarado presidente electo en los comicios generales del 26 de noviembre por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para el cuatrienio 2018-2022. Subrayó que "estos son días de reflexión y debemos abrazarnos todos", que "la vida es corta" y "la familia necesita de cada uno de sus miembros, el país necesita de cada uno de nosotros.

Pidámosle a Dios que nos acompañe y en un solo esfuerzo construyamos una nación diferente". "Yo sé que Hilda quería eso, hermana allá donde Dios la tiene, gracias Hilda, gracias por todo lo que hiciste y como muchos me lo dijeron, hoy espero que estés allá viendo todos los días por todos nosotros", dijo el mandatario. Hilda Hernández, de 51 años, era ingeniera agrónoma y entre otros cargos se desempeñó como ministra asesora de Estrategia y Comunicaciones entre 2014 y 2016, y directora de la Marca País Honduras, un programa oficial para promover el turismo, la cultura nacional, la promoción del país en el exterior y las inversiones.

Hoy también fueron velados y sepultados los restos de las otras cinco personas que murieron en el accidente aéreo, la capitán de Infantería Patricia Valladares; los miembros de seguridad Nahun Lagos y Marcos Banegas; el teniente de aviación Iván Vásquez (piloto) y el subteniente Gerson Díaz (copiloto).

El helicóptero accidentado era un Ecuriel AS350 B3, matrícula 905, asignado a la Base Aérea Hernán Acosta Mejía, de la Fuerza Aérea Hondureña en Tegucigalpa, que despegó el sábado a las 09:34 hora local (15:34 GMT) del capitalino Aeropuerto Toncontín.

El aparato fue dado como desaparecido hacia las 09:47 hora local (15:47 GMT) y hallado unas seis horas después en el sector de la montaña de Yerbabuena, cercana a Tegucigalpa, región central del país centroamericano.

Los restos calcinados de las seis personas fueron rescatados el domingo y llevados a Medicina Forense del Ministerio Público en Tegucigalpa, donde se les terminó de identificar plenamente y entregados a sus familiares a las 21:00 horas locales (03:00 GMT).