•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La decisión de trasladar la embajada de Israel de Tel Aviv a Jerusalén que tomó junto a Estados Unidos el Gobierno de Guatemala podría generar "posibles implicaciones económicas respecto de esta medida", mencionó hoy el ministro de Economía, Víctor Manuel Asturias.

Cuestionado por la decisión que tomó el presidente de la República, Jimmy Morales, el ministro explicó que el Ministerio de Economía (Mineco) se encuentra realizando algunos planes para "evitar este problema" el cual "aún es especulativo".

Al concluir el gabinete de Gobierno, la prensa local preguntó a Asturias si la producción del cardamomo podría verse afectado por "posibles represalias" que tomen países árabes con Guatemala para dejar de comprar este alimento que representa, según el funcionario, ventas al año por 300 millones de dólares que significan el 1 % del PIB y favorece a 350.000 familias.

"Si se dieran acciones de bloqueo al cardamomo, habría que ampliar socios comerciales o moverse por medio de intermediarios, lo cual impediría un entorpecimiento comercial", respondió el titular del Mineco.

Una de las propuestas a las que se refirió fue "por medio del Plan para la Alianza de la Prosperidad", buscar "un vehículo directo adicional a los planes", como "re-enfocar el objetivo del plan para paliar este problema aún especulativo".

Habría que "diversificar" las exportaciones y fortalecer "el cacao, la papa, la miel y el aguacate" y así tener "el menor impacto en el aspecto comercial", afirmó el funcionario.

La balanza comercial de enero a octubre con Israel fue de 4,8 millones de dólares de exportaciones por 20,5 millones de dólares en importaciones, siendo el cardamomo la principal exportación (2,1 millones de dólares), mientras que la principal importación fueron los materiales plásticos y sus manufacturas (2,6 millones de dólares), según datos del Banco de Guatemala (Banguat).

Al respecto, la canciller Sandra Jovel apuntó que al hablar de temas comerciales se debe tomar en cuenta que "todos los países somos miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC)", donde "hemos firmado acuerdos comerciales, los cuales deben respetarse".

Guatemala votó en contra de la resolución no vinculante del reconocimiento de la capital israelí en Jerusalén, junto a Estados Unidos, Israel, Honduras, las Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau y Togo.

El país centroamericano es, junto a EE.UU. el único país que al momento ha anunciado que trasladará su embajada a Jerusalén, aunque no ha precisado una fecha exacta en que lo realizará, mientras que Israel ha dicho que "unos 10 países" le han confirmado que harán lo propio más adelante.

El ministerio de Exteriores israelí ha agradecido la "verdadera amistad" que existe entre Israel y Guatemala, mientras que EE.UU. ha aplaudido la decisión del Gobierno guatemalteco y la calificó de "histórica".

En tanto el presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó el lunes la decisión de su homólogo guatemalteco diciendo que el país centroamericano "vendió su dignidad a cambio de migajas" de la cooperación estadounidense.

Otros países como Jordania y Palestina también han criticado la decisión del Gobierno guatemalteco.