•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Panamá extraditó este jueves al exgobernador del estado mexicano de Quintana Roo, Roberto Borge, reclamado por la justicia de su país para enfrentar cargos por corrupción, informó la cancillería panameña.

"El gobierno de la República de Panamá culminó hoy (jueves) la extradición del ciudadano mexicano Roberto Borge Angulo a los Estados Unidos Mexicanos", afirmó la cancillería en un comunicado.

La nota añade que Borge fue sometido a varias evaluaciones médicas para "garantizar" que su salud "se mantenga estable" desde su salida de Panamá hasta su llegada a México.

Borge fue entregado hacia las 10H00 horas locales (15H00 GMT) a las autoridades mexicanas en un hangar del Servicio Nacional Aeronaval, en el aeropuerto Internacional de Tocumen de Ciudad de Panamá.

El exgobernador mexicano llegó al aeropuerto en un bus fuertemente escoltado, desde la sede de la Policía Nacional, en la capital panameña.

Una vez firmada el acta de entrega, "el exgobernador quedó a disposición de funcionarios del gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y la Procuraduría General de ese país", según el gobierno de Panamá.

Borge, de 38 años, fue detenido el 4 de junio pasado en Panamá cuando intentaba tomar un vuelo a París.

El 14 de diciembre el gobierno panameño firmó la resolución para su extradición y dio 30 días a las autoridades mexicanas para su traslado.

Borge es reclamado por la justicia de su país por cargos de peculado, desempeño irregular de la función pública y aprovechamiento ilícito de poder.

Borge gobernó Quintana Roo, estado turístico del Caribe mexicano, entre 2011 y 2016 por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En la última etapa del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), varios exgobernadores han sido acusados y detenidos en México y en el extranjero por cargos de corrupción y vínculos con el crimen organizado.

La defensa de Borge denunció en su momento que la detención se produjo antes de existir una orden de arresto y que fue sacado de un avión de Air France, donde a su juicio no se aplicarían las leyes panameñas, si no las francesas.

También denunció presuntas deficiencias a la hora de brindarle atención médica por una serie de alergias y por un problema cardíaco.

Sin embargo, Borge perdió en Panamá todas las batallas judiciales para evitar su extradición.