•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una mujer hondureña y su hijo de cinco años son las primeras víctimas, por ahogamiento, de un frente frío que causó la crecida de un río en Tocoa, departamento caribeño de Colón, informó hoy el Cuerpo de Bomberos.

Las víctimas, arrastradas el miércoles por una crecida, fueron identificadas como Seydi Banegas, cuyo cuerpo fue hallado el mismo día, y su hijo Fidel Fuentes, encontrado hoy, dijo a periodistas un oficial del organismo de socorro que participó en la búsqueda del menor.

Agregó que la madre del niño fue declarada muerta en un hospital de la zona y que la búsqueda del infante, que había sido suspendida el miércoles, se reanudó hoy y fue hallado sin vida.

Seydi y su hijo se dedicaban a actividades en el río y habrían sido arrastrados por una crecida, según la información oficial.

El temporal frío, el primero del año, ingresó el lunes y ha causado lluvias en los caribeños departamentos de Cortés, Atlantida, Colón e Islas de la Bahía, y Yoro, norte, según la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), que ese mismo día declaró "alerta verde" (preventiva) por 48 horas en esas cinco regiones.

Debido al aumento de las precipitaciones, la Copeco extendió el miércoles por otras 48 horas la alerta preventiva en los mismos cinco departamentos, de los 18 que tiene el país.

El fenómeno ha causado además un descenso en las temperaturas hasta los seis grados centígrados en departamentos como el de Intibucá, en el occidente, mientras que en otras regiones el mercurio ha oscilado entre los nueve y trece grados centígrados.

Según las autoridades de la Copeco, las condiciones del clima comenzarán a mejorar a partir de mañana.