•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) se quejó hoy de que en este país se vende el combustible "más caro de Centroamérica" y que ello resta competitividad a las empresas y al país.

"A pesar de que Recope (estatal Refinadora Costarricense de Petróleo) opera al costo y por tanto no tiene que generar utilidades, al comparar los precios en Centroamérica de empresas que sí generan utilidades, en Costa Rica resultan los más altos de la región", dijo en un comunicado el vicepresidente de la CICR, Ricardo Solera.

La Cámara citó datos del Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central (CCHAC) que indican que para 2017, sin incluir impuestos, el precio de la gasolina súper en Costa Rica es un 3,62 % más alto que el promedio de Centroamérica, el de la gasolina regular un 6,5 % más elevado y el del diésel un 7,3 % superior.

Según esas cifras, el litro de gasolina regular sin impuestos en Costa Rica cuesta 0,60 dólares, en Panamá y Honduras 0,57, en El Salvador 0,55 y en Guatemala 0,54.

"Los consumidores costarricenses no tenemos una ventaja al tener un monopolio de importación de combustibles, pues más bien tenemos un precio mayor que nuestros vecinos que no tienen un monopolio estatal. Los consumidores en Costa Rica nos vemos castigados", agregó Solera. En Costa Rica, país no productor, Recope opera como monopolio estatal de importación de hidrocarburos, algo que desde hace varios años sectores políticos han intentado cambiar sin éxito, proponiendo una apertura a la competencia privada.

La Cámara de Industrias aseguró que las empresas y el país en general pierden competitividad con los precios de los combustibles, a lo que se suman impuestos altos a ese producto, los costos de importación y de operación de Recope.

"Con los precios de combustible más caros en la región también perdemos en la atracción de inversión y la posibilidad de competir para la industria local que tiene que producir y vender en un ambiente de competencia exigente tanto en el mercado local como internacional", manifestó Solera.

El vicepresidente de la CICR hizo un llamado a la reflexión sobre el tema en el marco de las elecciones generales del 4 de febrero, pues, dijo, "se necesitan cambios en el sector energía, para garantizar eficiencia y precios competitivos".