•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, agradeció hoy "a todos los países" y organismos internacionales que han reconocido su reelección en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017.

En rueda de prensa, Hernández indicó que el proceso electoral "desde el punto de vista legal ha concluido", que en días pasados el Tribunal Supremo Electoral (TSE) "evacuó la última etapa que fue la presentación de las impugnaciones", y que "ahora los resultados están firmes".

Los resultados del TSE que le dieron el triunfo a Hernández no los reconoce el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, quien aduce que él fue el ganador, pero que le han hecho un "fraude electoral".

El gobernante hondureño señaló que el proceso electoral ha sido "una demostración de una democracia que aún con sus particularidades que hemos tenido en este último proceso electoral ha habido un resultado".

También destacó la participación de muchos observadores nacionales e internacionales, entre ellos de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Añadió que el reconocimiento a su nuevo mandato, que deberá asumir el 27 de enero, lo ha recibido mediante comunicación directa con él y a través de mensajes a las embajadas de Honduras en el exterior y la Secretaría de Relaciones Exteriores.

"Cada vez son más los (países) que se suman al deseo de trabajar con la nueva administración y obviamente felicitando el resultado", enfatizó Hernández.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández al momento de ejercer su voto durante las elecciones del mes de diciembre, donde fue reelegido. Foto: Archivo / END.También indicó que el compromiso de su nuevo mandato será la "generación de empleo masivo y seguir con un marco de política económica -con un crecimiento del 4,1 % en 2017- que siga haciendo de Honduras un ejemplo a nivel centroamericano" y la facilitación de crédito para el desarrollo.

Subrayó que trabajará en la "generación de empleo y un mejor nivel de vida para la clase media y los sectores más necesitados", lo mismo que en materia de seguridad ciudadana en su país, del que además dijo que ha reducido los homicidios en 2017 de trece a diez diarios.

El gobernante expresó que seguirá impulsando el diálogo nacional que propuso en diciembre para buscar con todos los sectores del país soluciones a los diversos problemas, incluso el de las manifestaciones de la oposición contra los resultados de las elecciones generales de noviembre pasado.

Añadió que hasta ahora lo que se ha dado es un "prediálogo" y los sectores que están participando en el proceso han identificado a al menos diez facilitadores internacionales, de los que no precisó nombres.

Las manifestaciones contra el "fraude" que alega la oposición, algunas con violencia, incluso vandalismo, iniciaron el 29 de noviembre y han continuado este año.

Hernández dijo que el gobierno respetará el derecho de cualquier ciudadano a protestar pacíficamente, sin interrupción de las actividades del país, pero evitará las manifestaciones violentas.

En su opinión, en las manifestaciones van a "existir grupos criminales que queriendo llamar la atención utilizan ese llamado (a la protesta) para agredir a la gente".

"Eso no se vale ni en Honduras ni en cualquier país civilizado", recalcó el presidente, quien de nuevo advirtió que "los cuerpos de seguridad tienen la misión de defender el orden público".

Dijo además que quien quiere hacer una manifestación pacifica "no tiene que recoger una piedra o un pedazo de hierro para agredir".

Las manifestaciones violentas "contra el fraude" han dejado una treintena de muertos y pérdidas millonarias por daños a la propiedad pública y privada.