•   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró hoy que su país no trabaja bajo presión ni amenaza de Estados Unidos, al que consideró "muy cercano" con la nación centroamericana.

Morales respondió así a los periodistas que lo cuestionaron sobre el llamamiento que hizo el pasado lunes al Congreso el embajador estadounidense en Guatemala, Luis Arreaga, de elegir una nueva junta directiva comprometida con la lucha contra la corrupción.

Arreaga advirtió que la falta de compromiso de luchar contra la corrupción y la impunidad "podría afectar la cooperación de los Estados Unidos con Guatemala", la cual destaca coyunturalmente con el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica.

El compromiso del liderazgo del Congreso para la transparencia "es un factor clave para mantener una cooperación efectiva" de los países, manifestó el diplomático.

Al respecto, el presidente comentó que "lo que dio (el embajador) es una opinión de lo que Estados Unidos esperaría del Congreso. No creo que fue una amenaza ni condicionamiento", expresó el mandatario luego de inaugurar el remozamiento de la pista del Aeropuerto Internacional La Aurora, en la capital.

Morales sostuvo que en Guatemala "no hemos trabajado así con Estados Unidos", es decir bajo presión.

"Todos tienen libertad de opinar y hasta allí llega su derecho", declaró y afirmó que "nosotros hemos sido un país muy cercano a estados Unidos y ese país es muy cercano a Guatemala y hemos tenido muchos temas de cooperación".

Estados Unidos se mantiene como el principal socio comercial de Guatemala con el 34% del total de las divisas generadas por las exportaciones.

El presidente del Congreso guatemalteco, Oscar Chinchilla, ha convocado para el próximo sábado a una sesión extraordinaria en el Organismo Legislativo para elegir a la junta directiva para el periodo 2018-2019.