•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El sector de transporte y entidades gubernamentales de Costa Rica firmaron hoy un convenio que permitirá desarrollar e implementar un sistema de pago electrónico en los servicios de transporte público.

La iniciativa promovida por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y las cámaras de transporte público, tiene como objetivo un sistema de cobro único.

El convenio permitirá avanzar en el diseño y construcción de un pago electrónico que sea ágil y seguro, que tendrá como característica que se pueda utilizar en varios medios de transporte como los autobuses y el tren.

Además, operará con el uso de instrumentos bancarios como tarjetas y teléfonos móviles, para aprovechar la infraestructura del sistema de pagos que ya dispone el país y orientado hacia la experiencia del usuario para agilizar las transacciones.

"Es un paso importante para dinamizar el proceso de modernización del transporte público, ya que abre paso a la implementación de la sectorización (ordenamiento de rutas por sectores) y la integración de los distintos medios de transporte", expresó en un comunicado el ministro de Transportes, Germán Valverde.

La información estará concentrada en el Sistema Central de Recaudo y el proceso contará con un comité permanente responsable de la implementación de este proyecto, con participación del sector empresarial y de las autoridades involucradas.

"El acercamiento entre la industria bancaria y del transporte público permitirá aprovechar las facilidades y seguridad que ofrece la plataforma del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos para realizar transacciones de pago, para beneficio de los usuarios y empresarios", dijo el presidente del Banco Central, Olivier Castro.

Por su parte, los presidentes de las cámaras que representan a los operadores del sector transporte valoraron de forma positiva la construcción y puesta en marcha del proyecto de pago electrónico porque beneficia a los usuarios, reduce los tiempos de abordaje y facilita la labor de los conductores.