•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los restos del exmundialista hondureño Juan Carlos García, quien murió el lunes en Tegucigalpa a causa de una leucemia, fueron sepultados hoy en Tela, su ciudad natal, en el Caribe de Honduras.

Familiares, vecinos y amigos de Juan Carlos, entre jugadores, entrenadores y directivos del fútbol hondureño, entre otros, asistieron a sus honras fúnebres.

Conmovida por la partida de su hijo, la madre del exseleccionado hondureño dijo que le embargaba "un dolor grande" y recordó algunas facetas de Juan Carlos cuando niño y sus inicios en el fútbol en Tela.

Señaló, además, que en diciembre pasado llegó a visitarle por última vez, lo que para ella fue como "una despedida", aunque toda la familia confiaba en su recuperación.

Frente al cementerio donde fue sepultado García, quien jugó para el Wigan, de Inglaterra, y estuvo ligado al Tenerife, de España, hay una cancha de fútbol en la que el jugador se divertía en su niñez.

La esposa de Juan Carlos, Fabiola Bonilla, expresó que lo extrañarán mucho y que el deporte nacional perdía con su muerte, a los 29 años, a un buen futbolista y un gran ser humano.

En Honduras, García, padre de cuatro hijos, jugó con los equipos Marathón y Olimpia, mientras que con la selección hondureña participó en el Mundial de Brasil 2014.

Los hondureños no olvidarán a Juan Carlos García, principalmente por el espectacular gol de chilena que le anotó el 6 de febrero de 2013 en San Pedro Sula, norte hondureño, a la selección de Estados Unidos, durante la eliminatoria para el Mundial de Brasil.

Entre oraciones y cantos religiosos, García fue acompañado por centenares de hondureños que lamentaron su deceso a causa de la leucemia que le fue descubierta en 2015, cuando jugaba con el Wigan.

Tanto el Wigan como el Tenerife lamentaron la muerte del jugador hondureño y expresaron sus condolencias a su familia y amigos.

El féretro de García fue cubierto con la bandera de Honduras y durante el sepelio decenas de globos blancos fueron lanzados al cielo como homenaje a uno de los mejores defensas izquierdos que ha tenido el país, que también jugó centrocampista en ocasiones.