•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 La fiscal jefe de Panamá, Kenia Porcell, presentó este miércoles al Congreso un proyecto de ley para elevar las penas por corrupción, en momentos que el país se ha visto sacudido por varios escándalos.

"Estamos subiendo las penas de seis a doce años bajo un concepto fundamental, y es que los delitos contra la administración son delitos graves", dijo Porcell a periodistas.

El aumento de penas sería para los delitos de corrupción, fraude en contrataciones públicas y tráfico de influencias.

En la actualidad, los delitos por corrupción en Panamá están penados con dos a cuatro años de cárcel, recordó la fiscal.

Además el proyecto de ley busca que en casos de delitos por lesiones patrimoniales al Estado se pueda conocer el nombre de los imputados.

La ley panameña actual impide difundir datos de personas procesadas por corrupción.

El proyecto busca que "todo Panamá por disposición legal tenga conocimiento de los nombres de las personas imputadas en los procesos por delitos contra la administración pública", señaló la fiscal.

Panamá enfrenta varios escándalos, el más reciente de los cuales involucra a 33 personas, entre ellas altos exfuncionarios del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-014) que habrían cobrado 20 millones de dólares en comisiones a varias constructoras para agilizar los trámites de los proyectos.

A este caso se suma el de la constructora brasileña Odebrecht, acusada de pagar sobornos para obtener contratos, por el cual están imputadas en Panamá 63 personas, entre ellas dos hijos de Martinelli y varios de sus exministros.

El propio Martinelli, detenido en Estados Unidos, es acusado de espionaje e investigado por varios casos de corrupción.

Panamá fue el epicentro del escándalo mundial conocido como "Panama papers", una filtración que en 2016 reveló cómo desde una firma de abogados se crearon sociedades opacas, algunas de las cuales habrían servido para evadir impuestos.